Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN

Leonor tendrá que esperar

Sigue pendiente la reforma de la Constitución que propuso José Luis Rodríguez Zapatero al inicio de su primer mandato, con dos patas fundamentales: la reforma del Senado para convertirlo en auténtica cámara territorial y la igualdad de hombre y mujer en el acceso a la Corona. Zapatero, teóricamente, no ha renunciado, pero ni siquiera mencionó el asunto en su reciente discurso de investidura.

Sólo Rosa Díez (UPD) confía en que esa reforma se hará. Uxue Barkos (Nafarroa Bai) cree que "es uno de esos temas que podrían aparecer de rondón a mitad de legislatura". El resto lo tiene claro: es una causa perdida. "Zapatero huirá como de la peste de la reforma constitucional, por temor a dar argumentos a quienes le acusan de poner en cuestión el modelo de Estado", augura Gaspar Llamazares (IU). Un temor que alimentan las palabras de Joan Ridao (ERC): "Esa reforma es una bagatela. Que quede claro que, si se abre el melón de la Constitución, se abre del todo: nosotros querremos tocar otras cosas más importantes". "Me temo que Leonor [primera hija de los Príncipes de Asturias] tendrá que esperar", concluye Josu Erkoreka, del PNV.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de abril de 2008