Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Series

Las mujeres conquistan el 'prime time'

Canal + estrena lo último de Glenn Close y Holly Hunter vuelve en Fox

¿Se ha convertido la televisión en un refugio para las actrices que han rebasado los 40? "Al contrario que en Hollywood, donde las mujeres de cierta edad o las mujeres, en general, que no son tan guapas tienen más problemas, los guionistas están decididos a explorar papeles más complejos para nosotras", resumió Glenn Close, de 61 años, en una entrevista. Lo cierto es que actrices con un gran bagaje profesional y que han dejado su primera juventud hace décadas van ganando peso en el mundo de la ficción.

Actrices con gran bagaje profesional ganan peso en el mundo de la ficción

Precisamente Close, cinco veces nominada al Oscar, encabeza el reparto de Daños y perjuicios, un absorbente rompecabezas en forma de thriller que estrena Canal + (dial 1 de Digital +) esta noche (21.30), junto a Ted Danson (Cheers) y Rose Byrne (28 semanas después). Cuatro la estrenará próximamente.

Daños y perjuicios sigue a Patty Hewes, una elegante abogada, admirada y odiada a partes iguales, que dirige con mano de hierro uno de los bufetes más poderosos de Nueva York. Convertida en una de los grandes éxitos de 2007 en Estados Unidos, Close ganó un Globo de Oro a la mejor actriz dramática.

La protagonista de Atracción fatal y Las amistades peligrosas dice que para hacer este papel se entrevistó con mujeres fascinantes y poderosas. Tras las conversaciones, la actriz llegó a una conclusión tal real como la vida misma: "Una mujer todavía tiene que ser cien veces mejor que un hombre para llegar a tener éxito".

Otra actriz con un personaje de rompe y rasga es Holly Hunter. Fox (dial 21 de Digital +) estrenará este jueves Salvando a Grace (22.20), la serie más vista del año pasado en la televisión por cable en EE UU, con una audiencia de casi siete millones. Con los 50 años recien cumplidos, la ganadora de un Oscar por El piano y protagonista de películas como Cosas que diría con sólo mirarla o Nueve vidas es la penúltima estrella del celuloide que se apunta al excelente momento de la ficción televisiva, y lo hace como una policía al margen de los cánones. "Se abren nuevas puertas para las mujeres en la televisión", ha señalado Hunter en más de una ocasión.

Cínica, bebedora, caótica y desafiante con sus superiores. Así es Grace Hanadarko, una agente de Oklahoma City a la que la vida no ha tratado muy bien. Pero todo dará un vuelco inesperado y sobrenatural. El milagro sucederá una noche cuando, con unas copas de más, trata de hacerse con el control de su coche. Grace implora a Dios y éste le demuestra su solidaridad mandándole a Earl (Leon Rippy), un ángel enviado con la única misión de redimirla. Salvando a Grace nace de la imaginación de la guionista Nancy Miller, responsable de The closer, serie interpretada por Kyra Sedgwick, una policía difícil y también en la cuarentena. Y en este suma y sigue no puede faltar la veterana y oscarizada Sally Fields (60 años), como la matriarca de Cinco hermanos (Cuatro y Fox).

En España, con un mercado cinematográfico en mantillas si se le compara con el todopoderoso Hollywood, la televisión también se ha convertido en un refugio sólido. Concha Velasco (68 años) ha vuelto al medio con Herederos (TVE), en el papel de una mujer rica, pero dura y maquinadora, y Lola Herrera (72 años) se acaba de incorporar a Fuera de lugar, la nueva serie de TVE. Soledad Mallol (43), la divertida Marina de Escenas de matrimonio; Amparo Baró, que a sus 70 años borda el personaje de Jacinta, la gobernanta del colegio de El internado (Antena 3), o Gemma Cuervo y Mariví Bilbao, las abuelas trapisondas de La que se avecina (Tele 5), son otros buenos ejemplos de que hay trabajo más allá de los 40.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de abril de 2008