Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gómez plantea cambiar el Estatuto

El PSM cree que el nombramiento de Corredor es un respaldo a su ejecutiva

Un anuncio, una presencia y una ausencia marcaron ayer simbólicamente la reunión del Comité Regional del Partido Socialista de Madrid (PSM), con cerca de 600 personas. El primero fue la propuesta del secretario general, Tomás Gómez, de reformar el Estatuto de Autonomía, que detallará en las próximas semanas, y que relacionó con el nuevo modelo de financiación de las comunidades autónomas que prepara el Gobierno central de José Luis Rodríguez Zapatero.

La segunda fue la asistencia al acto de la nueva ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, hasta ahora concejal de la capital y cuyo nombramiento se interpreta en las filas socialistas en clave de respaldo de Zapatero a la nueva dirección madrileña, encabezada por Gómez. Y la ausencia fue la de Rafael Simancas, ex secretario general del PSM, que dejó sin argumentos a quienes barruntaban para este cónclave socialista aires de guerra contra el nuevo responsable del partido por un sector afín a su antecesor. Hubo críticas, sí, pero sin intención bélica.

Entre ellas, la del alcalde de Collado Villalba, José Pablo González, que criticó que en estos meses el PSM ha sido un partido "irrelevante en lo orgánico, lo institucional y lo social". Pidió buscar soluciones "entre todos" y aseguró que la respuesta está en trabajar "sin exclusiones", en respaldar a los grupos municipales y en tener más presencia mediática.

Daniel Méndez, secretario de Juventudes Socialistas, pidió autocrítica y ser consecuentes con los resultados electorales en la región, que "no han sido buenos" para los socialistas. "Tenemos que ofrecer un proyecto nuevo y analizar qué mensajes vamos a mandar", explicó en los pasillos.

"Han sido discrepancias mínimas y no de contenido", aclaró la presidenta del PSM y diputada nacional, Delia Blanco. Una visión que compartía la gran mayoría de los asistentes consultados.

La propuesta de reforma del Estatuto de Autonomía fue discutida por uno de los más afines a Gómez, el diputado regional José Quintana, que avisó de que es "difícil de gestionar desde la oposición" y recordó el intento en la legislatura pasada de Esperanza Aguirre (PP) de cambiar el estatuto para introducir el voto por circunscripciones. Se trata de una medida que dividiría la región en distritos electorales y que perjudica a los socialistas.

Quintana también pidió "lealtad" a los críticos y que hagan sus propuestas en los foros socialistas y no en secreto. El diputado José Cepeda zanjó el asunto citando a Quevedo: "Sólo se consigue lealtad cuando se manda con amor".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de abril de 2008