Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Félix pide que se acelere el AVE para hacer frente a la crisis

El presidente de la fundación ProAVE, Federico Félix, ha pedido al Gobierno que acelere las obras de la línea de alta velocidad "con objeto de anticipar la llegada a Valencia", prevista para 2010, y de adelantar la finalización de los trayectos a Alicante y Castellón. En opinión de Félix, "la ralentización del crecimiento económico y la crisis del sector de la construcción aportan nuevas razones para forzar la máquina" tanto en los trayectos mencionados como en el corredor mediterráneo, con la unión con AVE de Alicante y Barcelona y el desarrollo de la línea de mercancías, "de tanta importancia para el puerto de Valencia y el desarrollo de la actividad productiva y logística de la Comunidad Valenciana". Ante la crisis de la construcción residencial, que afectará "en mayor medida" a la Comunidad Valenciana, la región "necesita una mayor atención del Gobierno central", insiste Félix.

El presidente de ProAVE destaca el "importante efecto multiplicador" de la alta velocidad sobre la economía nacional y valenciana, y asegura que la línea con Valencia "promete ser la más rentable". En atención a este potencial, la fundación reprocha a la Administración central, "con independencia de su color político", el retraso del proyecto frente a otros trayectos de AVE en España. Félix también apunta que el propio Ejecutivo ha anunciado que pretende contrarrestar la desaceleración económica con el impulso de la obra pública, lo que "constituye una oportunidad de inestimable valor" para adelantar la construcción del AVE Valencia-Madrid.

A juicio de ProAVE, "no cabe duda" de que la obra puede finalizarse antes de lo previsto. "La experiencia nos dice que técnicamente es posible si hay voluntad política". El compromiso del Gobierno socialista es acabar la línea en 2010.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de abril de 2008