Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marc Jacobs abraza las piernas de Victoria

El fotógrafo Juergen Teller catapulta a la 'spice girl' como imagen del diseñador

En el mundo de la moda hay matrimonios imbatibles. Yves Saint Laurent siempre irá unido a Helmut Newton. El ojo de Richard Avedon engrandeció a Versace. Y desde hace casi una década, no se puede concebir el trabajo de Marc Jacobs sin Juergen Teller. Este fotógrafo alemán, que desde 1998 trabaja en las campañas publicitarias del enfant terrible de la moda estadounidense, acaba de catapultar al estrellato las piernas de Victoria Beckham.

"Sabía que esto no iba a ser como posar para 'Vogue", ha dicho la cantante

La ex spice girl y esposa de David Beckham, "un producto en sí mismo" en palabras de Teller, es la nueva imagen publicitaria de la campaña de 2008 de Marc Jacobs aunque su fotógrafo, siempre atrevido, ha optado por prescindir de uno de los rostros más vistos de los últimos años y utilizar, en cambio, sus pies y sus piernas. "Sabía que esto no iba a ser como posar para Vogue, que tenía que confiar en ellos pero eso puede asustar un poco", ha declarado Victoria Beckham al diario The New York Times.

Claro que como a todo famoso cuya fama no es exactamente fruto del talento si no más bien de la circunstancia vital, a la ex chica spice le pareció bien posar con las piernas abiertas y una bolsa de Marc Jacobs entre ellas ya que "la gente siempre va a hablar de lo que hace Jacobs".

Desde que Teller comenzó a trabajar con el estadounidense, sus fotos siempre han causado expectación. Kim Gordon, de la banda de rock Sonic Youth, tocando con un vestido de tul rosa, fue el protagonista de la primera campaña que hicieron juntos. Pero frente a su objetivo han desfilado todo tipo de celebridades incluido el propio Teller, que aparece abrazado a la actriz Charlotte Rampling en otra imagen publicitaria en la que resulta difícil discernir qué es lo que realmente se está vendiendo.

"No son imágenes con aspiraciones", afirma Jacobs en el diario neoyorquino. Y pone como ejemplo la campaña que protagonizó la fotógrafa Cindy Sherman, conocida por utilizar la imagen de sí misma en casi toda su creación. Teller la fotografió junto a sí mismo (él se puso una peluca para parecerse a ella) y el resultado, según Jacobs, "no es una foto que te haga pensar qué bonito es ese vestido".

Pero cuando alguien tiene un nombre que ha crecido como el suyo -el diseñador también es director artístico de Louis Vuitton-, la publicidad ya no es una manera de vender un producto si no de afianzar una imagen de transgresor que Teller ha sabido construir para Jacobs. "Marc ha creado todo un mundo a su alrededor y todo lo que hace tiene cierto misticismo", dice Dennis Friedman, director creativo de la revista W.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de abril de 2008