Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solbes asume que la crisis puede llevar a replantear el gasto en 2009

El vicepresidente dice que este año se cumplirán las promesas electorales

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, manifestó ayer que el Gobierno tendrá margen suficiente "para cumplir los objetivos sociales asumidos en el programa electoral". No obstante, advirtió que si las previsiones de crecimiento para 2009 eran inferiores, habría que ver "que es lo que hay que priorizar, tomar en consideración todos los compromisos y valorarlos". Pero aseguró que si se toma en consideración que en el conjunto de la legislatura el crecimiento se sitúe globalmente en torno al 3%, será posible financiar el gasto social.

Solbes hizo estas manifestaciones al final del consejo de los ministros de Economía de los Veintisiete celebrada en Brdo, (Eslovenia). El Consejo recibió la petición de Eslovaquia para adoptar el euro en 2009. La Comisión tomará una decisión el próximo 7 de mayo, que deberá ser refrendada por el Ecofin de junio y el Consejo Europeo del mismo mes. Se tendrá en cuenta el nivel de inflación, deuda y déficit.

En relación con el debate sobre el gasto social, el vicepresidente recordó que los objetivos sociales en España se habían establecido teniendo en cuenta un crecimiento de la economía española del 3%. "Es verdad", precisó, "que nos vamos a encontrar posiblemente este año y el siguiente con crecimientos algo inferiores, y lógicamente esos elementos tendremos que considerarlos en la definición de la política económica de los próximos años".

El responsable del Gobierno en materia económica suscribió los llamamientos a la moderación salarial que realizaron el presidente del BCE, Jean Claude Trichet, y el comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia. Solbes destacó "la responsabilidad mostrada por los agentes sociales" en España durante los últimos años en materia salarial. Advirtió, no obstante, de que si suben automáticamente los salarios sin tener en cuenta la productividad entraremos en una mala espiral.

El vicepresidente tomó distancias sobre una posible fusión de Gas Natural e Iberdrola. "Es un tema que nosotros no tenemos en nuestra mesa". "El día que las empresas tomen sus decisiones", añadió, "ya presentarán los papeles a nuestra mesa". La eléctrica ha dicho que no negocia directamente con la empresa de gas catalana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de abril de 2008