Caride apoya la ampliación del puerto de Vigo a través de rellenos en la costa

La conselleira de Política Territorial, María José Caride (PSOE), mostró ayer su apoyo a la propuesta de ampliación del puerto de Vigo presentada la pasada semana por su presidente, Jesús Paz. "A mí me parece una alternativa razonable, sensata y que está programada en el tiempo y conciliada con el respeto a la ría de Vigo", declaró la responsable de la Xunta.

La parte más polémica de la ampliación del puerto son varios rellenos que suman 270.000 metros cuadrados para aumentar la capacidad logística del puerto.

El alcalde de Vigo fue más tibio. "Lo estamos estudiando, pero para avanzar en ámbitos de consenso y acuerdo", señaló Abel Caballero (PSOE).

El responsable del BNG en Vigo y primer teniente de alcalde, Santiago Domínguez, subrayó que está "contra cualquier relleno" su postura es "de momento, innegociable". Sin embargo, Domínguez se reunirá esta semana con el presidente del puerto de Vigo para tomar una postura definitiva.

Tras un año de trabajo, Jesús Paz presentó la pasada semana un documento abierto para proponer una importante reorganización y expansión del puerto. El documento incluye obras (miradores, paseos, servicios de ocio) en terrenos urbanos y la ampliación de los principales muelles de carga de contenedores, granito y automóviles.

"Hay que tener en cuenta que el puerto de Vigo es un pilar, no sólo de la economía de Vigo, sino de la economía de Galicia y no podemos perder oportunidades de desarrollo", argumentó María José Caride.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"Es el momento de la política, de un gran consenso que tenemos que lograr, para asegurar el futuro del puerto y de la ría de Vigo, que también es un elemento económico fundamental", indicó Caballero.

El proyecto de ampliación portuaria cuenta con el apoyo de las principales organizaciones empresariales de Vigo, igual que con la oposición de los grupos ecologistas que rechazan nuevos rellenos. La principal argumentación medioambiental contra los rellenos está en que una gran parte de los actuales están ocupados por instalaciones no portuarias (campos de fútbol, pabellones deportivos, centros comerciales, de la tercera edad) y no se usan como espacio logístico e industrial.

"Ahora el trabajo será buscar ese consenso general. Es el momento de llegar a un pacto para desarrollar una infraestructura necesaria para esta ciudad", subrayó la conselleira de Política Territorial.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS