Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MORGAN TSVANGIRAI

El sindicalista más peligroso

Morgan Tsvangirai, de 56 años, es la gran esperanza de la oposición zimbabuense desde que en 1999 lanzó el Movimiento para el Cambio Democrático (MDC, en inglés), y ha puesto en graves aprietos al régimen de Mugabe al menos dos veces: en el referéndum de 2000, en el que los votantes rechazaron la reforma constitucional promovida por el presidente, y en 2002, cuando logró oficialmente el 48% en unas elecciones que los países occidentales consideraron amañadas.

Como casi todo el mundo en Zimbabue, Tsvangirai procede del oficialismo: su misión era liderar el sindicato del régimen. Pero lo que hizo en realidad fue liberarlo y convertirlo en el embrión de algo inédito en el subcontinente: una plataforma capaz de convertirse en alternativa real al movimiento de liberación nacional que logró la independencia.

El precio de tanta osadía ha sido alto: Tsvangirai es un asiduo de las cárceles del régimen. La última vez que las visitó fue justo hace un año. Fue detenido cuando iba a un mitin, linchado y torturado. La fotografía de su ropa hecha jirones y su rostro tumefacto dieron la vuelta al mundo. Sus enemigos internos le consideran autoritario y una facción importante del partido se escindió el año pasado al considerar que su tiempo ha pasado. Muy pronto se verá si llevaban razón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de marzo de 2008