El Foro Mundial de Educación debatirá en Santiago sobre la "cultura de la paz"

Reunirá en 2010 a expertos internacionales que se darán cita en la Cidade da Cultura

"Tenemos que participar como ciudadanos para que las democracias favorezcan la paz". Así explicó Federico Mayor Zaragoza, ex director general de la Unesco y actual presidente del Foro Mundial de Educación, la necesidad de crear este encuentro internacional, tras su constitución formal ayer en Santiago.

La capital gallega acogerá del 9 al 12 de diciembre de 2010 este congreso de educación y cultura de paz, que tiene previsto reunir a expertos internacionales y representantes de diversas entidades, incluido parte del grupo de la ONU vinculado con la Alianza de las Civilizaciones. La organización pretende de esta forma que Santiago se convierta en un "referente mundial" de la paz.

Apelando a continuas referencias a la justicia social, Mayor Zaragoza trató de explicar la razón de ser de un foro que comienza 10 años después de que 191 estados de la ONU firmasen los Objetivos de Desarrollo del Milenio, y propuso hacer balance. "Nos comprometimos a erradicar la pobreza, a contribuir a que el sida fuese tratado, a que el hambre no sería una permanente alerta. ¿Qué ha pasado? ¿Qué hemos cumplido?", cuestionó el presidente.

El congreso tendrá lugar en la Cidade da Cultura e irá acompañado por exposiciones artísticas sobre la guerra y la paz, conciertos y otras actividades culturales. Durante el foro se tratarán temas divididos en tres ámbitos: educación, cultura e investigación. Esta primera reunión del Comité Organizador Internacional contó con la presencia del vicepresidente del Foro, Manuel Dios, y de la conselleira de Cultura, Ánxela Bugallo.

Mayor Zaragoza destacó que la organización pretende contribuir a lo que considera una "transición apremiante": pasar de la economía de guerra actual a una economía de desarrollo, "que permita a toda la gente vivir con dignidad". "Tenemos la vergüenza colectiva de saber que se mueren de hambre", aseguró. Esta economía, explicó Mayor Zaragoza, tendría como consecuencia unos "beneficios fantásticos". Aunque, lamentó, "estamos hablando otra vez de rearmarnos en lugar de fomentar la convivencia pacífica".

La organización trabajará en próximas reuniones sobre el programa del foro, aunque Manuel Dios adelantó que el objetivo es que hasta Santiago se acerquen "los máximos representantes y los centros de investigación más relevantes del mundo" en investigación para la paz.

El Foro Mundial de Educación coincidirá además con el Xacobeo 2010 y con el 25º aniversario del Seminario Galego de Educación para a Paz. "La paz mundial es factible si cambiamos a una cultura de diálogo", concluyó el presidente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 28 de marzo de 2008.