Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas no prevé fusiones por el pacto de cielos abiertos

Ni fusiones inminentes ni la debacle de las pequeñas aerolíneas. La entrada en vigor mañana domingo del acuerdo de cielos abiertos entre la Unión Europea y Estados Unidos no tendrá esos efectos, según el comisario de Transporte, Jacques Barrot. "No creo que la liberalización del tráfico aéreo vaya a llevar a más fusiones ni que sea fatal para las pequeñas aerolíneas", ya que al concentrarse las grandes en el tráfico transatlántico "se abrirán nuevas rutas para las pequeñas, incluidas las de bajo coste".

También augura Barrot que "se abrirá aún más la competencia y se abaratarán los vuelos con destino a Estados Unidos". El acuerdo de cielos abiertos permite volar a EE UU desde cualquier país y no sólo desde el de la aerolínea. Por ejemplo British Airways ha anunciado que creará una compañía, OpenSkies, para volar de Bruselas y París a Nueva York a partir de junio. En mayo comenzará a negociarse la segunda fase del acuerdo de cielos abiertos.

Por otra parte, SAS emitió ayer un comunicado en el que informa de que el proceso de venta de Spanair continúa, que está analizando "varias ofertas" y alega que es una compañía cotizada para no dar más detalles de las negociaciones. Explican que "más allá del precio" se toma en cuenta la solidez financiera y capacidad de gestión de los aspirantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de marzo de 2008