Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La empresa multada por muerte laboral no está activa

Dos trabajadores heridos al electrocutarse con un cable

Cádiz / Córdoba

El sindicato UGT aseguró ayer que "al menos una" de las empresas jerezanas sancionadas por la Junta el pasado martes con 601.012 euros por un accidente laboral que causó dos muertos "puede no existir como entidad jurídica", según fuentes de la Federación del Metal, Construcción y Afines (MCA) de UGT Cádiz. Según el sindicato, en ese caso "la Junta tendrá que tomar medidas para que los propietarios de ambas sociedades abonen las cantidades establecidas en esta sanción".

Fuentes sindicales indicaron a Europa Press que en el caso de Al Trote Ferrallas "ya no existe como entidad jurídica, al menos con ese nombre", mientras que sobre la segunda empresa sancionada, Grupo Inmobiliario Fénix Camacho -que, según estas fuentes, figura como empresa principal y que fue la que subcontrató a Ferrallas- dudan de que siga en activo.

De esta forma, apuntaron la posibilidad de que "ninguna de las dos empresas esté operando en el mercado inmobiliario, al menos con esos nombres". UGT indicó que la Junta "deberá tomar medidas y reclamarle el dinero a las personas físicas, es decir, a los propietarios de esas sociedades". Agregaron que, en todo caso "si la empresa subcontratada no puede pagar por falta de liquidez, subsidiariamente deberá hacerse cargo del pago correspondiente la empresa principal, en ese caso el Grupo Inmobiliario Fénix Camacho, S. L.".

UGT, que cuando se produjo el accidente, en julio de 2001, interpuso una denuncia ante la Inspección de Trabajo, agregó que se trataba de empresas familiares.

Semana trágica

Por otro lado, dos trabajadores, cuya identidad no ha sido facilitada, resultaron heridos ayer al electrocutarse por el contacto de la cuba del camión que estaban descargando con un cable de alta tensión, según informó el Servicio de Emergencias 112.

Las mismas fuentes han indicado que el suceso ocurrió en torno a las 14.45 horas en el kilómetro 5 de la CO-3103 que une la localidad de Villafranca de Córdoba con el paraje conocido como el Puente Mocho. Según el 112, el accidente se produjo cuando uno de los heridos comenzaba a desalojar la cuba de su camión, al parecer cargada de grano, ayudado por otro operario y, al levantarla, ésta ha entrado en contacto con un cable de alta tensión, lo que ha provocado que los dos operarios sufriesen la descarga eléctrica.

El camionero fue evacuado en ambulancia convencional mientras que el operario que le ayudaba a descargar la cuba fue trasladado por el helicóptero de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias al Hospital Reina Sofía de Córdoba donde ingresó en la UCI.

Estos dos accidentes laborales se suman a una semana trágica. El martes dos trabajadores de la construcción fallecieron en Alcalá la Real y en Bailén (Jaén). El primero recibió un golpe con una máquina excavadora mientras que el segundo fue aplastado por una torva de cemento. Comisiones Obreras denunció ayer la falta de medidas de seguridad y protección de estos trabajadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de marzo de 2008