Nueva bronca entre Comunidad y Gobierno central

Otro agujero en las obras de Sol enfrenta a la Comunidad y Fomento

Cortada hasta el lunes la línea 2 del metro entre Banco de España y Ópera - Lamela culpa al ministerio del "socavón" por las obras de la estación de Cercanías

Un agujero de alrededor de un metro cúbico provocó ayer el corte del servicio en la línea 2 de metro hasta el próximo domingo. La avería llega con polémica y sin padre reconocido. El Gobierno regional lo achacó ayer a "un socavón" provocado por el corrimiento de tierras en las obras de la macroestación de Cercanías que Fomento construye por debajo del suburbano de Sol. Fomento, en cambio, lo atribuyó al hundimiento de "una antigua arqueta" (un depósito para recibir el agua y distribuirla) que no aparecía en ningún plano y que pudo colapsarse por la presión del cemento que aplican en ese suelo.

La consecuencia es que los madrileños se quedarán sin poder llegar a Sol en la línea 2 -con 10.000 viajeros cada hora, según Metro- durante la Semana Santa. El corte entre Banco de España y Ópera dejará sin servicio las estaciones de la línea 2 de Sevilla y Sol durante seis días. Ayer, el incidente pilló a muchos viajeros desprevenidos. La EMT reforzará con hasta tres vehículos por línea los autobuses con trayectos similares por el centro, pero algunos recorridos por esa zona sufrirán desvíos debido a las procesiones.

Más información
"¿Y a mí quién me paga ahora el taxi?"
Descubren un segundo socavón en la estación de metro de Sol en Madrid

La línea 2 discurre sobre los andenes de la futura macroestación de Cercanías, que comenzó a construirse en noviembre de 2003 y que lleva un año y medio de retraso sobre la fecha prevista de finalización. Justo debajo de una traviesa de madera, en mitad del túnel del andén de la línea 2 en Sol, los trabajadores de mantenimiento encontraron el agujero en la madrugada de ayer, a las cuatro, cuando levantaron el balasto (la capa de piedras sobre la que se apoyan las vías y que amortigua el paso de los trenes) para sustituirlo.

La línea mantuvo el servicio habitual hasta las doce de la mañana. Una hora después, el consejero de Transportes e Infraestructuras, Manuel Lamela, se subía a la traviesa que escondía parte del agujero, con la línea ya cortada. "He venido a Sol a comprobar una incidencia a mi juicio grave", aseguró en el andén, donde culpó de la aparición del "socavón" a las obras de Fomento. Transportes decidió cortar la línea "no por riesgo, sino para repararla bien", según Lamela, que reconoció que los viajeros no corrieron peligro en ningún momento y pidió "la colaboración" del ministerio.

Mientras, el director de obra de la Dirección General de Ferrocarriles de Fomento, Javier Gallego, esperaba en superficie, porque ni él ni sus técnicos tenían el permiso de Metro para entrar a comprobar cómo estaba el para entonces famoso agujero. "Fomento entrará cuando los técnicos de Metro de Madrid lo consideren oportuno", aseguró Lamela en el mismo andén. Y esa oportunidad no llegó hasta las tres y cuarto, según Fomento, que no comprendía qué cuestiones técnicas le impedían pasar a revisar el fallo provocado por sus obras, que ejecuta FCC.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Lamela intervino por la mañana y Fomento convocó a los periodistas por la tarde, aunque no en la estación de Sol, sino en su sede de Nuevos Ministerios.

La explicación que ofreció el ministerio es que había aparecido bajo las vías de metro una antigua arqueta, que no estaba localizada -"no existía ni tapa de registro"-, y cuyo colapso habría abierto el agujero. El director de la obra de Sol, Javier Gallego, explicó que ese hundimiento lo pudo provocar la inyección de cemento que realizó Fomento en octubre, bajo la supervisión de Metro de Madrid, para consolidar el suelo que separa las vías del suburbano de la caverna de la futura estación.

También contempló la hipótesis de que el hueco haya quedado al descubierto al levantar la capa de piedras que sujetan las vías (balasto), para sustituirlas. Un trabajo que hubo que contratar porque la inyección de cemento de octubre manchó el balasto y lo deterioró. Gallego indicó que fueron los operarios de mantenimiento, contratados por FCC, quienes localizaron el agujero.

Los técnicos de Metro (compañía dependiente de la Consejería de Transportes) reconocieron ayer que el origen del supuesto socavón pudo ser una arqueta. "Puede ser", dijeron. Pero desde la consejería se preguntaban entonces por qué se había hecho el relleno de cemento sin sensores que alertaran de ese tipo de elementos y de posibles movimientos del terreno.

Por su parte, Gallego minimizó la gravedad del incidente y aseguró que Fomento hará todo lo necesario para cubrir el hueco. "La disposición a colaborar ha sido siempre plena", destacó.

Metro calcula que serán necesarias "80 inyecciones de hormigón" para cerrar el agujero, según Juan Pablo Alonso, director de obra civil y patrimonio del suburbano. Añadió que se aprovechará para rastrear en busca de "otros socavones" que puedan afectar al servicio. Las dos administraciones admitieron que ya los ha habido, pero sin consecuencias para el servicio.

El pasado octubre fue localizado un agujero a unos 10 metros del de ayer. Era "de dimensiones parecidas", según Gallego, que se mostró incrédulo porque la reacción de Lamela haya sido ahora tan diferente de la de entonces. "Era bastante menor", dicen desde Transportes. Entonces, las dos administraciones trabajaron de la mano. Y para que no trascendiera. A diferencia de ayer, la reparación se produjo sin cortar la línea ni un sólo día. Transportes explicó que en octubre sólo necesitaron un mes de trabajo nocturno para cubrir el hueco y ahora requerirían un año si sólo pudieran operar las cuatro horas de la noche. Fomento asegura que, con el cierre de la línea, en unos días quedará todo perfecto.

Túnel de la línea 2 de metro en el que fue descubierto en la madrugada de ayer un agujero bajo las vías.
Túnel de la línea 2 de metro en el que fue descubierto en la madrugada de ayer un agujero bajo las vías.ÁLVARO GARCÍA
Un agujero de dos metros debido a las obras que realiza bajo esta línea el Ministerio de FomentoVídeo: ATLAS

Abierto hasta las 12

4.00. Técnicos de mantenimiento de COMSA descubren el agujero

6.00. Comienza el servicio en toda la línea 2

12.00. La Consejería de Transportes corta el servicio Banco de España y Ópera

13.00. Manuel Lamela muestra a los medios de comunicación el "socavón" en el túnel

15.15. Metro permite el paso de los técnicos del Ministerio de Fomento al lugar de la avería para inspeccionar el agujero

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS