Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un guardia mata a un supuesto delincuente que intentó arrollarle

El agente disparó contra los tres ocupantes de un coche que habían amenazado al personal del puerto de Algeciras

Un hombre de origen marroquí murió la noche del pasado lunes en el Hospital Punta Europa de Algeciras (Cádiz), adonde fue trasladado tras recibir un impacto de bala procedente del arma reglamentaria de uno de los agentes de la Guardia Civil que participaba en la persecución del turismo en el que viajaba la víctima junto a otras dos personas. Al cierre de esta edición, la Guardia Civil intentaba confirmar la identidad del fallecido. Los otros dos ocupantes del vehículo, también de origen magrebí, fueron arrestados tras el tiroteo y anoche permanecían detenidos.

Según varias fuentes, fueron unos trabajadores portuarios los que alertaron a los agentes de la presencia de tres presuntos delincuentes que les habían amenazado con un arma de fuego. La Guardia Civil estableció entonces un dispositivo de control y búsqueda de los tres hombres en el interior del recinto portuario. Los agentes decretaron incrementar el nivel 2 de seguridad en que se encuentran estas instalaciones por ser un potencial objetivo de atentados terroristas, al nivel 3.

Tras localizar el turismo en una de las rotondas que conducen al control de salida del puerto, una patrulla dio el alto a los ocupantes del coche, que hicieron caso omiso de las indicaciones de los agentes e intentaron atropellar a dos de ellos, que tuvieron que lanzarse al suelo para evitar ser embestidos por el vehículo. Se inició entonces una persecución en la que uno de los agentes efectuó varios disparos contra los neumáticos del turismo, según la versión oficial, para intentar que los tres marroquíes no se dieran a la fuga.

Según la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, uno de los disparos impactó en la parte posterior del turismo y alcanzó al conductor. Cuando el coche detuvo su marcha, los agentes detuvieron a los tres ocupantes y trasladaron al herido al hospital, donde el equipo médico confirmó su fallecimiento pasadas las 20.45 del lunes.

En la mañana de ayer, una brigada de policía judicial de la Guardia Civil investigaba lo sucedido por orden del juzgado de Algeciras que tramita las diligencias bajo secreto de sumario. El fallecido portaba la documentación de un hombre de 27 años con antecedentes delictivos, pero fuentes de la Guardia Civil insistieron en la necesidad de confirmar si los documentos se corresponden con la verdadera identidad de la víctima.

Los otros dos detenidos aportaron primero una identidad falsa, pero los agentes corroboraron posteriormente la verdadera. La Subdelegación del Gobierno en Cádiz confirmó que existe una requisitoria del juzgado sobre uno de los dos detenidos por la comisión de un presunto delito de tráfico de estupefacientes.

La Guardia Civil trataba ayer de hallar el arma que supuestamente portaban los ocupantes del turismo. El coche fue inspeccionado sin que se encontrasen restos de droga, por lo que aún no se ha podido determinar qué llevó a los tres individuos a amenazar a los trabajadores portuarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de marzo de 2008