Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP rechaza la variante de la N-340 que pidió en 2003

Fomento licita la conexión Castellón-Benicàssim

El Ministerio de Fomento sacó a licitación, hace apenas una semana, el proyecto de construcción de la variante de la carretera N-340 para conectar Castellón con Benicàssim. Tras años de diferencias, consensos y reclamaciones parecía que finalmente la conexión entre ambos municipios iba a contar con un vial en condiciones para soportar el volumen de tráfico diario de este tramo de la carretera nacional, que aún no estaba desdoblado y que es considerado por la Dirección General de Tráfico como uno de los más problemáticos de la provincia.

Sin embargo, tras más de un lustro desde que se consensuara el trazado, el PP de Castellón pretende bloquearlo alegando la protección de un paraje que existe desde la misma fundación de la ciudad y que ni mencionó en el momento de consensuar el trazado.

El Ayuntamiento de Castellón, en 2003, votó de forma unánime que el necesario desdoblamiento de la N-340 en el tramo que une este término con Benicàssim no se realizaría con la duplicación de los carriles del vial ya existente, sino a través de una variante. El consistorio benicense siempre ha optado por liberalizar la AP-7 en lugar de construir un nuevo vial que divida el término, con lo que fue necesaria la intervención de la Consejería de Infraestructuras para diseñar un trazado de consenso.

Con la llegada del PSPV a la alcaldía de Benicàssim, Francesc Colomer logró que se aprobara ese trazado. Sin embargo, el PP de Castellón empezó entonces con peros sobre la necesidad de proteger el paraje de la ermita de la Magdalena al que, hasta hace apenas un año, no había prestado ninguna atención. El PP mantuvo que trataría de incluir alguna modificación pero que no consentiría retrasos, como dijo el ahora vicealcalde, Javier Moliner.

Tras la licitación, Moliner ha señalado que no se "arrodillarán" y pelearán por el desdoblamiento de la N-340. Para Colomer, que celebró la licitación, "da cierto vértigo y mareo" ver los cambios de opinión de Castellón. El subdelegado del Gobierno también ha manifestado su "sorpresa" por la oposición del Ayuntamiento castellonense.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de marzo de 2008