_
_
_
_

150 vecinos intentan linchar a una familia en Extremadura

Detenidos ochos miembros del clan después de que uno de ellos hiriese a tres personas con disparos de escopeta

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Alrededor de 150 vecinos de la localidad de Mirandilla (al norte de Badajoz) intentaron linchar ayer a una familia de este municipio. Los vecinos manifestaron que estaban hartos de soportar las agresiones y amenazas de varios de los miembros de esta familia y que tienen desde hace tiempo atemorizado al pueblo. El incidente, que pudo acabar en tragedia, se saldó con tres heridos leves por disparos de escopeta efectuados por uno de los miembros de la familia que iba a ser atacada.

Los hechos ocurrieron ayer, pasadas las dos y media de la tarde, cuando un grupo de vecinos se dirigió a la vivienda de esta familia. Denunciaban que un joven de 20 años, miembro de la misma familia, presuntamente apedreó el día antes a un vecino de la localidad. Entonces ya intervinieron agentes de la Guardia Civil.

Cuando el grupo llegó a la puerta de la vivienda de la familia a la que pretendían linchar, uno de los miembros del clan salió con una escopeta y efectuó tres disparos. La situación acabó con tres heridos leves. Los ocho miembros de la familia fueron detenidos y trasladados a la Comisaría de Mérida, donde anoche permanecían con vigilancia. La Guardia Civil desplazó a unos 150 agentes al pueblo para controlar la situación.

Hoy está previsto que el alcalde, José María Carrasco, y el subdelegado del Gobierno de Badajoz, Inocencio Ramos, se reúnan para analizar los hechos y tranquilizar al pueblo, de 1.400 habitantes.

Según las fuentes consultadas, la familia ya ha participado en varios altercados y es considerada como una familia bastante problemática.

A pesar de que testigos afirman que fueron entre 150 y 200 los vecinos que se proponían linchar a la familia, fuentes de la Subdelegación del Gobierno de Badajoz rebajaron la cifra.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO
La Guardia Civil frena a los vecinos de Mirandilla (Badajoz), que intentaron linchar a una familia.
La Guardia Civil frena a los vecinos de Mirandilla (Badajoz), que intentaron linchar a una familia.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_