Reportaje:

El 'centenariazo' de Gales

El equipo de rugby logra el Seis Naciones en un triunfo histórico sobre Francia

Hace cien años Gales ganó su primer Grand Slam, el Seis Naciones sin ceder un solo partido. Ayer lo volvió a hacer. Y lo hizo ante Francia con una victoria decisiva e histórica que alimenta la épica del país minero. No partían como favoritos los del puerro ni en el torneo ni en el partido de Cardiff, pero ganaron el duelo ante los franceses y se llevaron todas las honras.

Gales tenía suficiente con no perder por más de 20 puntos, pero ganó a Francia, 29-12 (9-6 en el descanso) en un partido bonito de verdad, disputado e intenso y en un ambiente encendido en el estadio Millenium, donde el equipo nacional no se había impuesto nunca a los franceses.

En los 80 minutos que duró el encuentro, Gales, un equipo transformado de arriba abajo por el neozelandés Warren Gatland, se impuso gracias a su juego agresivo y a la voluntad de lograrlo por encima de todo, inercia que les llevó a sobreponerse de manera encomiable a la expulsión de Gavin Henson, el icono del equipo, poco antes del final del primer tiempo.

Fue un partido bonito de verdad, disputado e intenso y en un ambiente encendido Los del cardo nunca habían ganado en el Millenium de Cardiff a los franceses

Con superioridad, Francia se aprovechó para irse al descanso con sólo tres puntos de desventaja y logró empatar nada más empezar la segunda parte. Empatados a 9-9 y conscientes de lo que se jugaban, jaleados por el estadio de Cardiff, repleto de seguidores, Gales pasó por encima del 15 del gallo en una segunda parte memorable, logrando de una tacada el partido, el torneo, el Grand Slam, la Triple corona (por vencer a Inglaterra, Escocia e Irlanda) y, por encima de todo, el Seis Naciones.

No lograban tal gesta los galeses desde el 2005 y no se lo puso fácil Francia, que por tercer año consecutivo sucumbió sólo en el último partido. Impresionante Hook, que transformó con el pie y logró marca, y de nuevo inolvidable en su carrera Shane Williams, el bailarín de Swansea, probablemente el jugador más espectacular del rugby europeo actual. Gales hizo ayer historia. Al tiempo, Italia se impuso con una elogiable demostración de tenacidad a Escocia, escapando de la cuchara de madera, que honra al equipo que no gana ni un partido en la competición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 15 de marzo de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50