Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

De Irán a Murcia

Javier Clemente, nuevo entrenador del conjunto pimentonerohasta final de temporada en sustitución de Lucas Alcaraz

Javier Clemente se ahorrará los más de 4.000 kilómetros que separan Bilbao de Teherán. El técnico de Barakaldo, una vez frustrada su contratación como seleccionador iraní por no querer residir en el país asiático, viajará algo más cerca, a Murcia, donde hoy será presentado como nuevo técnico pimentonero en sustitución de Lucas Alcaraz.

El presidente del club, Jesús Samper, confirmó en rueda de prensa que Clemente dirigirá la nave grana en las 12 jornadas que restan de la Liga. Y, si el club resolviese el papeleo con Alcaraz -con contrato en vigor hasta junio de 2009-, incluso podrá sentarse el domingo en el banquillo de la Nueva Condomina, ante el Getafe, en una cita decisiva para el cuadro local, hundido en la clasificación con 23 puntos, a seis de la salvación.

El cuadro grana sólo ha sumado un punto en los últimos ocho partidos

Clemente, de 58 años, llega al Murcia con una misión similar a la que le llevó en 2006 al banquillo del Athletic en sustitución de José Luis Mendilibar: mantener al club en Primera. Una tarea que logró entonces el ex seleccionador nacional y que Samper espera que repita ahora en su equipo: "La confianza en la plantilla sigue intacta. Hay capacidad para lograr la permanencia". Sin embargo, los datos aterran: es el conjunto menos goleador, con sólo 20 tantos en 26 encuentros, y lleva sin ganar desde el 6 de enero, en la jornada 18ª, cuando venció por 2-0 al Osasuna.

La presión para corregir el rumbo le ha llegado a Samper, desde todos los costados. El propio alcalde de Murcia, Miguel Angel Cámara, pidió al club esta semana "respeto a la afición" y una "trayectoria digna por parte de jugadores, cuerpo técnico y dirección".

Su decisión pilló de sorpresa al propio Alcaraz, a quien el presidente había confirmado en su puesto tras la derrota del domingo (4-0) ante al Betis.Alcaraz, de 41 años, negaba en la mañana de ayer que se hubiese planteado dimitir o que el club le buscase un sustituto. "Ya quedó clara la situación tras las palabras del presidente", comentó tras el entrenamiento matinal. Palabras que se quedaron en la nada cuando Samper, por la tarde, le comunicó su decisión. La racha -un punto de 24 posibles en los últimos ocho encuentros- ha pesado más que la estima de Samper hacia quien devolvió al Murcia a Primera tras su breve estancia en el curso 2003-04. La salida de Alcaraz supone la octava esta temporada de un entrenador de Primera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de marzo de 2008