Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ausentes pierden la batalla judicial para impedir el debate

Gaspar Llamazares -secundado por CiU y PNV- trató de evitar ayer con un recurso de última hora ante el Supremo la celebración del debate entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, máxima expresión, según IU, del bipartidismo que se ha instalado en la campaña. Finalmente, el alto tribunal tumbó el recurso. Llamazares advirtió desde Valladolid al PSOE: "Los que hoy marginan a la tercera fuerza política, mañana tendrán que llamar a su puerta para lograr mayorías de izquierdas". Tras conocerse que el alto tribunal rechazaba su petición, anunció que recurrirá al Constitucional.

Los argumentos de la Sala de lo Contencioso-Administrativo son sencillos: recuerda que el debate "estaba anunciado desde hace días" y que "la Junta Electoral estableció medidas compensatorias" para los partidos minoritarios (aunque no concretó ninguna). "La propia actuación de los solicitantes, que pudieron acudir antes a esta sala, es poco coherente con la urgencia [de la medida solicitada: la suspensión del cara a cara]", reprocha la Sala.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de marzo de 2008