Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

38 muertos en un atentado suicida en Pakistán

Un atentado suicida perpetrado durante el funeral de un policía en la localidad de Mingora, en el noroeste de Pakistán, causó ayer al menos 38 muertos y 50 heridos, en su mayoría policías. Más de 500 personas asistían a las exequias cuando un desconocido hizo estallar la carga explosiva que llevaba encima, según fuentes policiales paquistaníes.

El fallecido por el que se celebraba el funeral era uno de los tres policías que murieron ayer por la mañana como consecuencia de la explosión de una bomba al paso de su vehículo policial en la localidad de Lakki Marwat, en el distrito de Bannu, provincia de la Frontera Noroeste, situada a la entrada de la conflictiva región tribal de Waziristán Norte.

Mingora se encuentra en el valle de Swat, bastión de los islamistas que apoyan a los talibanes afganos desde el otoño de 2007. Numerosos radicales fueron detenidos en la zona por el Ejército paquistaní el pasado mes de diciembre, pero según el general Naser Janjua, que está al mando de las tropas paquistaníes en esa región, todavía hay unos 400 extremistas escondidos en el valle. El Ejército está buscando al Maulana Fazlullah, un jefe religioso que dirige un movimiento cercano a los talibanes y a la organización terrorista Al Qaeda, y que defiende la instauración de la ley islámica en el valle de Swat.

Cientos de personas han muerto en Pakistán desde los comienzos de 2008 como consecuencia de los atentados y enfrentamientos entre los islamistas y las fuerzas de seguridad paquistaníes. En 2007, el número de muertos por las mismas causas se elevó a cerca de 2.000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de marzo de 2008