Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Campaña electoral en Italia

Hacia un nuevo mapa político

Las elecciones italianas de abril presentan una nueva e inédita organización de las fuerzas políticas de este país. Según el analista Renato Manheimer, se está produciendo una transición desde un "pluripartidismo extremo a una estructura más sencilla, en donde hay dos grandes partidos y unos pocos pequeños" que pueden decidir los comicios con alianzas de última hora.

Los últimos sondeos señalan que el partido de Veltroni y el de Silvio Berlusconi (Pueblo de la Libertad) se ha reducido a los seis puntos porcentuales de los más de 10 que los separaban hace un mes. Los sondeos confirman que el Partido Democrático logra más votos así que presentándose dentro de una coalición más amplia, como hizo Romano Prodi en 2006. Veltroni absorbió a los radicales y cuenta con el apoyo externo de Italia de los Valores, de Antonio di Pietro.

La izquierda comunista y los verdes han formado una coalición, la Izquierda Arco Iris, que cuenta con el 8,5% y que tiene la ventaja de "una fuerte unidad, sobre todo en relación con temas éticos", señala Vladimir Luxuria, diputado de Refundación Comunista.

Para formar un partido unitario con Gianfranco Fini, Silvio Berlusconi ha tenido que romper con su histórico aliado Pier Ferdinando Casini, de la Unión de los Demócratas Católicos y de Centro (UDC), que decidió formar otra pequeña coalición centrista con la Rosa Blanca, de Bruno Tabacci.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de marzo de 2008