Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una cañería dañada pierde 216.000 litros de agua al día

El agua desperdiciada abastecería a 1.960 personas

En plena sequía, una de las tuberías que suministran agua a Badalona y a otros municipios del área metropolitana de Barcelona pierde 216.000 litros de agua potable al día a través de una fuga. Un caudal que permitiría abastecer a un pueblo de 1.963 habitantes, ya que el consumo medio en la zona es de 110 litros por persona al día. La tubería, construida en 1960 y una de las más viejas en Cataluña, continuará perdiendo agua hasta el verano de 2009, cuando se terminará el desdoblamiento que permitirá actuar en el conducto.

La fuga se descubrió hace tres años, pero una reparación es técnicamente muy difícil, porque implicaría cortar el suministro a una parte de la ciudad de Barcelona, explicó ayer Joan Compte, gerente de la empresa responsable de la tubería, Aigües Ter-Llobregat (ATLL), dependiente de la Agencia Catalana del Agua (ACA), el organismo regulador.

La fuga está a la altura de Canyet, un barrio a las afueras de Badalona y al pie del hospital de Can Ruti. El Ayuntamiento pensó en 2005 canalizar el agua hasta el parque de Montigalà, pero finalmente estimó que era una obra demasiado costosa. Ahora que se ha vuelto a agudizar la sequía, ha decidido cargar este bien escaso en camiones cisterna para dedicarlo al riego y la limpieza de calles. "Nos parece que ésta puede ser una buena solución", señala Compte, que no puede garantizar la potabilidad del caudal, que fluye por la riera de Canyet y que se mezcla con el reguero que mana de una mina cercana.

Para evitar de una vez este desperdicio, se invierten 78,7 millones de euros en construir un desdoblamiento. Las obras comenzaron en 2003 con el objetivo, precisamente, de acabar con las fugas o de reducirlas del 4% actual en la red de ATLL, al 2%. Entre la red de abastecimiento alta y baja - responsabilidad esta última de los municipios -, en Cataluña se desaprovecha el 17% del caudal, cifra que está ligeramente por debajo de la media española, del 17,9%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de febrero de 2008