Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Televisión

El Zapatero-Rajoy se convierte en lo más visto de la historia

Superó las grandes citas deportivas y de Eurovisión

A la espera de lo que ocurra en el partido de vuelta, el primer choque entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy ha batido marcas de audiencia. Los 13.043.000 espectadores que estuvieron pendientes de los 90 minutos de debate han convertido el duelo electoral en el programa completo con más audiencia desde que la empresa TNS-Sofres mide los datos, a principios de los años noventa. Más de 22,5 millones contactaron en algún momento con el espectáculo que se vivía en el Ifema entre las 22.07 y las 23.52.

Zapatero y Rajoy han arrebatado el récord a Bisbal y Rosa. La final de Operación Triunfo, celebrada en febrero de 2002, era hasta ahora el programa con más audiencia en la historia, sin contar la etapa del monopolio de TVE, una época en la que no era necesario medir las audiencias porque el Ente Público no tenía competencia. El concurso que dio a Rosa el pasaporte a Eurovisión fue visto por 12.873.000 espectadores.

Es cierto que desde 1992 ha habido tres emisiones con más audiencia que el debate del lunes, pero en todos los casos se trataba de fragmentos de un programa. Las cadenas tienden a desgajar determinadas retransmisiones para subir puestos en la lista. Según este criterio, las votaciones de Eurovisión 2002 fueron vistas por 14.380.000 espectadores, los penaltis del Bayern de Munich-Valencia de 2001 concentraron 13.630.000 y el posfútbol del Juventus-Real Madrid llegó a 13.234.000. Puestos a ser puristas, Rajoy y Zapatero sólo habrían sacado 7.000 espectadores de ventaja a los penaltis del España-Irlanda del Mundial de Corea y Japón.

Pero nadie puede quitarle a los principales competidores del 9-M su hegemonía. Al récord del debate ha contribuido la expectación que ha rodeado su masiva difusión. Casi 30 canales pincharon la señal que ofrecía la Academia de Televisión, aunque la parte más sustanciosa del pastel se la llevaron los tres operadores nacionales que apostaron por el debate. TVE-1 acaparó la mayor parte de la audiencia, con una media de 8.036.000 espectadores (36,4% de cuota de pantalla), seguida de Cuatro, que concentró 2.360.000 (10,7%), y La Sexta, que atrajo a 1.335.000 (6%).

Los operadores autonómicos que pincharon la señal producida sumaron 882.000. La mayor parte la aportó Telemadrid, con 388.000 (10.3%). Y entre las compañías con cobertura dispersa, la mejor parada fue la red de emisoras de la Cope, que se alzó en el quinto puesto con 204.000 (0,9%).

El momento más visto del debate (el minuto de oro) llegó a la media hora, cuando los candidatos se arrojaban a la cara "mentiras". Zapatero y Rajoy estaban en plena discusión sobre la inmigración, la gestión de becas, el modelo educativo o el acceso a la vivienda. Eran las 22.38 y había 15.081.000 testigos (65,2%).

Los hombres fueron más fieles que las mujeres, y los televidentes de más de 64 años formaron el bloque más numeroso, según un estudio de Barlovento Comunicación. El duelo Rajoy-Zapatero interesó más a los espectadores de clase alta y media alta y a los residentes en grandes ciudades. Los madrileños fueron los más atentos a un debate que dejó fuera de combate a Antena 3 y Tele 5. Los dos capítulos de CSI bajaron más de ocho puntos respecto a sus registros habituales. El episodio de Miami anotó 3.948.000 espectadores (17,3%) y la versión de Nueva York logró 3.273.000 (17,4%). Antena 3 vio cómo caía en picado Física o quimica. Del 18,8% y los 3.336.000 seguidores de la semana pasada bajó a 2,5 millones (11,9%).

La pareja Zapatero-Rajoy venció por goleada a la que hace 15 años formaron Felipe González y José María Aznar. El primero de aquellos duelos, celebrado en Antena 3, alcanzó 9.662.000 espectadores, mientras que el partido de vuelta, disputado en Tele 5, se saldó con 10.524.000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de febrero de 2008