Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:IAGO TABARÉS | Candidato del BNG por Ourense

"Se ha demostrado que no tenemos cuernos ni rabo y que sabemos gestionar"

Pertenece al sector más moderado del Bloque y se declara especialmente satisfecho por la experiencia de Gobierno, que ha desmontado, asegura, los estereotipos sobre el nacionalismo

Lleva once años de militancia en el BNG y ha hecho oposición al PP en el Ayuntamiento de Ourense "con una mayoría absoluta bastante intolerante". El BNG ha puesto en manos de Iago Tabarés (Ourense, 1969), también diputado autonómico, la responsabilidad de romper la hegemonía del PP en la provincia en la que el PSOE le disputa un escaño a los populares. Abogado y militante del PNG-PG, se define "de centro-izquierda". La entrevista se hizo en gallego.

Pregunta. Como diputado de uno de los grupos de gobierno de la Xunta, ¿ha detectado ya las servidumbres del poder?

Respuesta. El gobierno es una situación complicada. Requiere una búsqueda continua de consenso y en muchos casos de renuncias parciales a lo que tú piensas. Pero es la esencia de la democracia y es bueno, tras una época en la que el que pensaba diferente era arrinconado o incluso injuriado. Ahora parte de esos colectivos son también críticos con nosotros y lo aceptamos como parte del juego democrático. Pero hay satisfacciones, como la transformación del medio rural que se está haciendo desde la consellería, o establecer un sistema gallego de bienestar, o apostar por la innovación tecnológica, o la gestión de los recursos culturales.

"El PP es la derecha más reaccionaria de la política contemporánea"

"Más que nada, gobernar supone para el Bloque darse a conocer"

P. ¿Están pagando un precio?

R. Gobernamos en un bipartito y en algún caso nos ha tocado gestionar un área que es competencia también de los socios del PSOE y hay que saber ceder, porque ellos también ceden. Pero es lo que ocurre en la mayor parte de los países de Europa.

P. ¿Gobernar implica moderarse?

R. Más que nada, gobernar para el BNG está significando darse a conocer. Todas las etiquetas que desde la extrema derecha o desde el españolismo más intolerante se le colgaban al BNG, dejan de tener sentido, porque se ha mostrado tolerante, demócrata, abierto a la ciudadanía. Hemos demostrado que en el BNG no tenemos ni cuernos ni rabo, sabemos hacer oposición y sabemos gestionar porque, objetivamente, Galicia va mejor. Somos una de las dos comunidades de España en las que el paro disminuye y crece la economía.

P. Ourense sigue siendo el fortín del PP.

R. En las municipales el BNG duplicó el número de alcaldías en la provincia. Pasamos de tres a siete. Es cierto que aquí los cambios van siempre un poco más lentos pero esperamos seguir avanzando con el ritmo que la sociedad quiera. Creemos que políticas como la de José Luis Baltar, ya tienen fecha de caducidad. Serán un año, dos o tres, no lo sé, pero todo el mundo es consciente, menos el propio PP, del descenso de su número de votos. Hay dinámicas políticas que, como ellos mismos reconocen, corresponden a otras épocas. El PP tendrá que evolucionar porque ahora en vez de avanzar van hacia atrás, de forma que no sé si a Baltar lo sucederán los Reyes Católicos.

P. ¿Qué propone usted para el futuro de Ourense?

R. Hay tres ejes fundamentales a pesar de las políticas hechas por la ministra de Agricultura y candidata orensana, que tiene residencia en Vigo. Uno es la apuesta por las infraestructuras productivas; otro, acelerar el AVE y las autovías y, finalmente, la investigación y el desarrollo. Pero después hay que analizar las capacidades singulares de Ourense como las agrícolas, ganaderas y forestales que queremos que generen actividad económica y empleo para asentar población en el rural.

P. No se ponen de acuerdo con el PSOE en la reforma de la Ley del Vino ni en la cuota láctea.

R. Porque la política del Gobierno del Estado no ha beneficiado nada a Galicia, sino todo lo contrario. En la negociación de la cuota láctea la postura del Gobierno fue muy beneficiosa. Pero para Holanda o Francia, no para España y menos para Galicia. Porque si aumentas la cuota un 2% para cada Estado, los que más tienen van a recibir más. Y nosotros tenemos menos cuota que consumo y en Galicia disponemos de una capacidad de producción muy alta, por encima de la cuota. Supongo que a la ministra la votarán mucho en Asturias y poco en Galicia. Y en el caso del vino, la reforma de la Ley benefició a los que pueden producir mucho y barato en contra de los que tenemos Denominación de Origen, que somos los que producimos poco, pero de calidad.

P. ¿Se entiende mejor con el candidato del PP, Celso Delgado?

R. Celso Delgado vive en Ourense, es abogado como yo, y lo respeto. Además, es muy trabajador. Ahí están sus iniciativas en el Congreso: trabajó muchísimo por Melilla, por Jaén y por otras zonas del Estado. Políticamente no comparto su silencio desde 2000 hasta ahora. Porque no recuerdo ninguna disidencia de él respecto a las posturas de extrema derecha del PP. No lo veo defender la moderación ni el centrismo, aunque lo respeto.

P. Eso es reiterar la negativa a cualquier pacto con el PP.

R. Naturalmente. Esta es la derecha más reaccionaria que se ha dado en la política contemporánea del Estado. Ya hemos dicho que nuestro respaldo será a cambio de poner a Galicia encima de la mesa, sin cheques en blanco. Queremos que la composición de los ayuntamientos no se decida en Buenos Aires por gente que ni vivió ni piensa vivir aquí, que se destine a Galicia el 10% de los 701 millones de la Ley de Dependencia, que se cumplan los plazos del AVE...

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de febrero de 2008