Un colegio coge a Font de Mora en un renuncio

El consejero de Educación, Alejandro Font de Mora, quedó preso de sus palabras el 21 de febrero de 2007. Sesión de las Cortes. Font de Mora responde a una pregunta de la diputada socialista Ana Noguera sobre los continuos retrasos en la construcción del colegio Joan XXIII de Catarroja. Un grupo de madres de alumnos de la escuela sigue el debate desde la barrera. El consejero acaba de afirmar que en febrero de 2008 "estará terminado", y añade:

-Usted quería plazos y compromisos. Y a mí, señoría, a mí, a este miembro de este Gobierno, ni a ningún miembro de este Gobierno nos va a coger usted en ningún renuncio. ¿Quería usted compromisos? En mayo de este año [estará] la adjudicación de las obras, y en febrero de 2008 vendrá usted conmigo a Catarroja y veremos el colegio. Nada más, gracias.

La Asociación de Madres y Padres del colegio público, en el que estudian 400 alumnos de tres a 12 años, hacían ayer la crónica de ese renuncio en un comunicado: "Ya casi ha terminado febrero y el señor Font de Mora no se ha presentado por el colegio. Tal vez sea porque no hay colegio que inaugurar, aunque podría haberse acercado a inaugurar el inicio de las obras a finales del mes de enero", se leía en él. Los padres denunciaban que sus hijos estudian en aulas prefabricadas, que esperaban el nuevo centro para febrero de 2009, y volvían a citar al consejero:

-Lo que va a decir este conseller del Gobierno valenciano se está grabando, y le aseguro formalmente...

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Ignacio Zafra

Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS