Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Bio, un ariete que dejó huella en el Barcelona

Se llamaba William Silvio Modesto y consiguió goles decisivos para el Barça

R. A.

Bio, un brasileño negro, de cuerpo fibrado y pelo al estilo afro, fue un delantero centro que dejó huella más allá de los pocos años que jugó en la élite del fútbol español. Cuando jugaba en el Terrassa, Rinus Michels y Johan Cruyff lo vieron jugar en un partido entre el Terrassa y el Barcelona y recomendaron su fichaje. William Silvio Modesto, que así era como se llamaba, disputó 25 encuentros y marcó siete goles con la camiseta azulgrana, el más importante de ellos el que le endosó en la tanda de penaltis al Anderlecht y que, al fin y a la postre, le permitió al Barcelona plantarse en la final de la Recopa que ganó en Basilea ante el Fortuna de Düsseldorf en mayo de 1979.

Bio, que el próximo mes de marzo iba a cumplir 55 años, falleció a consecuencia de un fallo múltiple de todos los órganos aunque había sido hospitalizado en São Paulo hace varios días a causa de una tuberculosis. En la actualidad estaba desempleado y no tenía ingresos fijos. Contaba con la ayuda de un grupo de amigos con los que jugaba, el Gremio Esportivo 33, y la Asociación de Veteranos del Barcelona le hacía llegar 400 euros al mes.

Además de jugar en el Barcelona, Bio también militó durante su larga estancia en España en las décadas de los setenta y de los ochenta, en el Espanyol, el Terrassa, el Sabadell, el Málaga y el Almería. Tras su última etapa en el Terrassa, acabó jugando en equipos de categoría regional catalanes como el Aguila, el Sant Boi, el Polvoritense, el Collbató, el Can Jofresa y el Espluguenc, antes de regresar a Brasil. Bio tiene un hijo llamado Jonathan que juega en el Tortosa y que ayer viajó a São Paulo para asistir al sepelio de su padre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de febrero de 2008