Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Los incombustibles de Laudrup

El Getafe es, junto al Barcelona, el único equipo que sigue en tres competiciones

Los ácidos grasos omega-3, una mentalidad "que mueve montañas", las manos de los fisioterapeutas y una plantilla con una media de edad de 24 años si se exceptúa a los veteranos (Abbondanzieri y Belenguer tienen 35 y Casquero y Celestini 31) han obrado una proeza impensable hace cuatro años. El Getafe, que ascendió a Primera en la temporada 2004-05, es el único equipo, junto con el Barcelona, que se mantiene en tres competiciones. De momento, el conjunto de Michael Laudrup acumula 38 partidos entre Liga (24), Copa del Rey (6) y Copa de la UEFA (8).

"El trabajo que se hizo en la pretemporada se está viendo ahora", explica Luis Milla. Al segundo de Laudrup le encantaría que los días durasen más de 24 horas. "Porque durante la semana tampoco podemos hacer demasiado. No disponemos de tiempo: juegas, te recuperas y vuelves a jugar. Por eso, el papel de los fisios y los médicos es fundamental. Están muy pendientes", continúa.

"Por suerte no hemos sufrido ninguna lesión de gravedad. Con un calendario tan cargado hemos optado por una política de prevención. Estamos encima de los jugadores, que tienen la ventaja de ser muy jóvenes en general. Les sometemos a distintas analíticas cada cierto tiempo para pillar a tiempo cualquier deficiencia, sobre todo las musculares", dice Ana de la Torre, la médico. "Aunque no hay nada que por sí sólo sea la panacea ni la causa exclusiva de lo bien que le va al Getafe en una campaña tan apretada. Quizás el éxito se deba a que lo cuidamos todo, desde la alimentación a los detalles más pequeños".

"Lo complicado del fútbol es que intervienen muchos aspectos. No hay una fórmula mágica", opina Belenguer. El capitán entiende que si les va tan bien es "por el dominio del balón. En todos los partidos hemos tenido más posesión que el contrario. Incluso ante los grandes", insiste. "Lo nuestro no es un milagro.Con Laudrup hemos perfeccionado la técnica en los entrenamientos. Así te desgastas menos", añade Manu del Moral.

"Granero y De la Red no estarán por contrato en el Bernabéu pero no importa. La dinámica es buena y no solemos notar la falta de algún jugador importante", sigue Laudrup. "Lo peor ha pasado. En diciembre tuvimos un momento de agobio. Tuvimos que apretar. Pero la cabeza ya se ha adaptado a la falta de descanso", expone Celestini. "La jornada anterior, contra el Valencia, al que sólo le queda la Liga, nosotros estuvimos más frescos. A medida que vas teniendo más y más partidos, te entiendes mejor con los compañeros", proclama Abbondanzieri.

Como la mayoría del vestuario, el portero argentino no ha renunciado a sus desayunos en la cantina del Coliséum. "¿Si siguen una dieta? Todos se toman su tostada con aceite, lo más sano que hay", replica Juan al otro lado de la barra. "La víspera al Madrid cenarán un pescadito azul, una ensalada de patatas y zanahoria y frutos secos", adelanta Antonio Escribano, para el que "los hidratos de carbono y los nutrientes del mar son básicos para llenar el combustible".

El nutricionista se presenta en los entrenamientos por sorpresa. "Suelen respetar la dieta. Mientras no tomen bollería...", dice. No sabe que Uche ha devorado un cruasán el viernes. "Bueno, bueno, no seamos talibanes", se ríen en Getafe. "Somos camaradas. Puede que notemos la paliza en el último tercio de la Liga. Pero así llegué con el Alavés a la final de la UEFA. Éramos una banda. El Getafe, no", termina Contra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de febrero de 2008