Vecinos y Ayuntamiento chocan por un polideportivo en Girona

"No se talará ni un árbol" de la Devesa, dice la alcaldesa

¿Qué hacer con la Devesa? El gran parque urbano de Girona, símbolo de la ciudad junto con la catedral y la judería, vuelve a ser objeto de debate. Esta gran plantación histórica de más de 2.500 plátanos sólo cobra interés cuando surge algún proyecto que afecta a sus dominios. Son controversias periódicas que animan la vida ciudadana y focalizan la atención sobre un espacio que languidece, desatendido y poco frecuentado por los gerundenses, sobre todo en los días húmedos y grises del invierno. La última polémica llega de la mano del Ayuntamiento de Girona, que ha anunciado la construcción de un nuevo pabellón deportivo en los terrenos del parque. El objetivo es "dar vida" a este gran espacio urbano natural durante todo el año y no sólo en verano, cuando se abren las piscinas públicas instaladas en el parque.

Pero la propuesta no ha sentado bien a la asociación de vecinos del barrio Devesa-Güell, que han creado una plataforma para intentar detener el proyecto. Salvem la Devesa califica de "innecesario e insostenible" el pabellón, considera que intensificará la presión humana sobre el medio natural y es partidaria de preservar el parque como un espacio verde cercano al ciudadano y sensible a las necesidades de las generaciones futuras.

Los vecinos proponen que el pabellón se construya en el barrio de Fontajau o aprovechar las dependencias del actual recinto ferial, ubicado en la Devesa, que se ha quedado "pequeño".

Centenares de adhesiones

De momento, han logrado centenares de adhesiones y planean una acampada masiva en pleno corazón del parque. El presidente de la asociación vecinal, Josep Plazas, opina que la ubicación del complejo deportivo en la Devesa sería un "error histórico" que ya se consiguió esquivar durante el franquismo gracias a la oposición ciudadana. Salvem la Devesa reclama la aprobación de una moratoria sobre la implantación de nuevas actividades y la ampliación de las existentes en el parque. Pero sobre todo, los vecinos intentan impulsar un plan de usos de este espacio basado en la participación ciudadana.

No obstante, el Ayuntamiento es partidario de separar los procesos de construcción del pabellón y de la elaboración del plan de usos del parque. La alcaldesa Anna Pagans (PSC) ha enviado una carta a los vecinos para explicar los detalles del nuevo pabellón.

De acuerdo con el proyecto municipal, el complejo deportivo tendrá unos 2.000 metros cuadrados, será semisubterráneo e implica la construcción de una nueva piscina y pistas de pádel. En su misiva, la alcaldesa garantiza que en su ejecución "no se talará ni un solo plátano". Pagans aprovecha la carta para enumerar las medidas aprobadas en los últimos años para proteger el parque, como la eliminación de edificios e instalaciones obsoletas. El concejal de Deportes, Josep Maria Jofre, también reitera que el impacto será "mínimo".

La reacción vecinal también ha conseguido agitar la vida política del Consistorio, gobernado por un tripartito de PSC, ERC e ICV. La formación ecologista se ha desmarcado del proyecto, aprobado de forma conjunta en marzo de 2006, mientras que los republicanos piden que se avance el plan de usos. La oposición, formada por CiU y el PP, ha aprovechado la polémica para cuestionar la cohesión interna de los tres socios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 23 de febrero de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50