Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2008 | Precampaña electoral

Rajoy pierde el respeto a Zapatero

El líder del PP, en un inusual tuteo al presidente, le culpa de los ataques sufridos en la universidad por Rosa Díez, María San Gil y Dolors Nadal

La política está llena de códigos no escritos. El más simple, tal vez el más respetado, es que los políticos, en público, se hablan siempre de usted. Aunque se conozcan de toda la vida. Aunque, como Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero, hayan ido al mismo colegio, en León, cuando eran niños.

Rajoy a Zapatero: "Tú sólo pides el voto para que no gane el PP"

Cuando no se respeta ni siquiera esa convención, es que la tensión electoral está al máximo. El CIS apunta la campaña más reñida desde 1993, con dos debates televisados que, como entonces, serán clave. El nerviosismo es total en los dos grandes partidos. Tal vez por eso, el líder del PP se saltó hasta el código del tuteo ayer en Mahón (Menorca), rodeado de 400 entusiastas.Empezó así: "Mi solidaridad y apoyo a Rosa Díez, una competidora electoral nuestra, como antes lo hice con Dolors Nadal y María San Gil. Tienen derecho a hablar", arrancó pausado. El líder del PP llamó por la mañana a Díez para trasladarse su cariño. Nada más concluir sus palabras amables con las tres mujeres acosadas por radicales en tres universidades en el plazo de una semana, cambió el tono bruscamente. Quería señalar al culpable: "Cuando se pide tensión, cuando se pide dramatismo, señor Rodríguez Zapatero, cuando le echas leña al fuego, pasan estas cosas".

Y ahí llegó el tuteo retador, casi chulesco: "Estás mucho mejor cuando pones cara de víctima que cuando intentas recomendar que haya tensión y crispación. Yo, ni tensión ni crispación, yo estoy aquí divirtiéndome, porque estoy con los españoles contándole lo que voy a hacer en los próximos cuatro años, cosa que tú no haces, tú sólo pides el voto para que no gane el PP". Rajoy culpaba así abiertamente, sin matices, a Zapatero por los intentos de agresión de pequeños grupos que todos los partidos han condenado. El líder del PP tuvo su propio grupo de rompeactos minúsculo, seis independentistas (contados) que le insultaron en Mahón.

Y por si quedaba alguna duda, Eduardo Zaplana lo repitió ayer dos veces, en TVE por la mañana y en Cáceres por la tarde: El Gobierno ha generado el "clima de tensión" que ha derivado en estos "incidentes".

La campaña ya está aquí (arranca esta noche). Por eso ayer no era día para propuestas detalladas, mensajes a los currantes, intentos de pescar socialistas desencantados. La moderación quedó atrás. Era el momento de la caña y de los clásicos de la legislatura: la lucha antiterrorista y los "engaños" tras el atentado de la T-4, el acoso al PP, el ataque a ERC (un consejero de este partido ha pedido que Baleares haga como Kosovo).

Despedido al grito de "A por ellos, oé, a por ellos, oé", Rajoy estaba en su salsa en Baleares, la única comunidad que perdió en 2007 por un solo escaño. En 2004, PSOE y PP empataron a cuatro escaños. El PP lo tiene muy difícil para recuperar uno (necesita sacar 11 puntos a los socialistas, según Rosa Estarás, la líder local, que sustituyó al dimitido Jaime Matas) pero quiere ganar con comodidad al PSOE para demostrar lo obvio: que aquí, a pesar de ser el principal partido, no gobierna porque los socialistas se han aliado con todos, incluido ERC, para echarlos. Fue el caso Baleares lo que convenció a Rajoy para llevar en su programa una reforma electoral para que gobierne el más votado en municipales y autonómicas.

Desde el otro lado, se recibió el tuteo de Rajoy como parte de una estrategia para olvidar su responsabilidad en la creación del clima de crispación y división en esta legislatura. Para los socialistas, la estratagema popular consiste en atribuir el origen de la crispación justo a la principal víctima de esa situación, Rodríguez Zapatero, informa Luis R. Aizpeolea. "Rajoy se ha pasado cuatro años crispando, dividiendo y manipulando y ahora se quiere hacer el bueno, transformándose en hermanita de la caridad", dijo el portavoz socialista de Interior, Antonio Hernando, que calificó de "indigno, intolerable y profundamente mezquino" el discurso de Rajoy. Rodríguez Zapatero, rehuyó responder al ataque tras afirmar que desde el PSOE se ha condenado "con firmeza los actos vandálicos protagonizados por grupos de energúmenos contra varios dirigentes del PP y UPD".

Mensaje al presidente

- "Cuando le echas leña al fuego pasan estas cosas,y estás mucho mejor cuando pones cara de víctima que cuando intentas recomendar que haya tensióny crispación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de febrero de 2008

Más información