Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otaola achaca a la "coacción" las firmas recogidas contra ella en Lizartza

San Sebastián

La alcaldesa de Lizartza, Regina Otaola, atribuyó ayer a la "coacción" de la izquierda abertzale la recogida de firmas de vecinos de este municipio para exigir su dimisión. "Al menos la mitad" de las 410 personas que han suscrito el documento lo han hecho debido a la "intimidación", afirmó en una rueda de prensa.

Otaola gobierna este pequeño municipio de 600 habitantes desde las elecciones de mayo del pasado año, en las que el PP fue la única fuerza que concurrió, debido a la anulación de las listas de la izquierda abertzale. El PP obtuvo los 7 concejales del Ayuntamiento al recibir 27 votos, mientras que 186 electores optaron por el voto nulo y 142 lo hicieron en blanco.

La alcaldesa explicó que la campaña de los "vecinos del entorno de ETA-Batasuna" comenzó con la instalación de dos mesas en la calle, que fue "un rotundo fracaso", por lo que pasaron "puerta a puerta" para recabar apoyos.

"No me lo invento. Ha habido vecinos que nos han llamado y nos han comentado que no pueden dejar de firmar, porque se ven intimidados y con miedo", aseguró. Y añadió que los promotores de la iniciativa pretenden hacer un listado con los vecinos del pueblo y apuntar su posición respecto a la presencia del PP en el Ayuntamiento. "Sólo les falta poner cartelitos como hacían los nazis con los judíos".

Por otra parte, el Ayuntamiento de Derio aprobó ayer una declaración en la que condena la aparición el pasado sábado de pintadas amenazantes en el exterior del domicilio del portavoz municipal del PSE-EE, Mariano Jiménez San Juan. El texto contó con el apoyo del PNV, al frente del Gobierno municipal, el grupo socialista, EA y el PP. ANV se abstuvo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de febrero de 2008