Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:La lucha contra el terrorismo

Acoso preventivo para evitar atentados

Por primera vez en la historia de ETA, la policía golpea reiteradamente a los 'comandos' mucho antes de que actúen

En los más de 30 años de actividad criminal de ETA, con más de 820 muertos a sus espaldas y 3.500 acciones criminales, nunca como ahora se habían producido con tanta reiteración operaciones policiales que permitían la desarticulación de un comando antes de la comisión de atentados. Las Fuerzas de Seguridad recuerdan que solía ser el atentado el primer indicio con que contaban los agentes para investigar lo ocurrido y tratar de localizar y detener al comando, lo que solía ocurrir "años después".

Ahora, las cosas parece que han cambiado y las fuerzas antiterroristas lo atribuyen a que ETA ha perdido la iniciativa. "Se les está deteniendo", en ocasiones, antes de pasar a España, o cuando intentan cruzar la frontera o cuando, ya en territorio español, están iniciando los preparativos para pasar a la acción.

Se está deteniendo a etarras incluso antes de que pasen a España

"El atentado en Capbreton evidencia las medidas de seguridad de ETA"

"La mayoría de los grupos que el aparato militar pretende poner en marcha es desarticulado antes de iniciar su actividad", señala el informe policial. Desde el atentado de la T-4, los golpes a la banda terrorista han seguido normalmente estos parámetros:

- Antes de atentar en la costa. "2007 comenzaba con la detección y detención, por parte de la policía, del miembro liberado [a sueldo] de ETA Iker Aguirre Bernadal a su paso por Port Bou, cuando pretendía dirigirse a la costa levantina para constituir un comando en esa zona".

- 'Comando Urederra', con 170 kilos de explosivos. "En marzo y abril del 2007, la Guardia Civil desarticuló el comando Urederra con la detención de 10 terroristas en Guipúzcoa, Álava y Navarra, a quienes les fueron incautados 170 kilos de explosivos. "Supuso el primer gran golpe que venía a desbaratar los planes de futuro de la banda terrorista. Con esta actuación se consiguió el esclarecimiento de un importante número de atentados llevados a cabo en múltiples puntos de España".

- El grupo de Sheffield, preparado para saltar. "Poco después se detenía en Sheffield (Reino Unido) a un grupo compuesto por tres miembros liberados de ETA, que constituían una reserva, a la espera de recibir instrucciones para viajar a España para cometer atentados. Del mismo modo, en junio, la investigación de las Fuerzas de Seguridad condujo a la detención de otros dos miembros de ETA que se ocultaban en Canadá".

- El incidente de Ayamonte. "El 21 de junio, poco después del comunicado de ruptura del alto el fuego de ETA, el dispositivo de seguridad y prevención dispuesto por las Fuerzas de Seguridad daba sus primeros frutos: la presencia de la Guardia Civil provocaba la huida precipitada, en la localidad onubense de Ayamonte, de un comando terrorista tras abandonar una furgoneta con 130 kilos de explosivo".

- Primera operación en Francia tras el alto el fuego. "Cuando ETA planeaba la comisión de su primer atentado tras el comunicado de fin del alto el fuego, la policía francesa en una operación conjunta con la Guardia Civil detenía en Saint Jean Pied de Port a dos miembros de un comando especial -Ekaitz Aguirre Goñi y Aingeru Cardaño Reoyo- cuando se encontraban junto al dirigente del aparato militar y lugarteniente de Txeroki, José Antonio Araníbar Almándoz, con un vehículo cargado de 165 kilos de explosivos y varias armas de fuego. El comando estaba preparado para cometer un atentado inminente mediante un coche bomba, haciéndolo coincidir con el debate sobre el estado de la nación".

- Detención en Santander. "El 10 de julio de 2007 el dispositivo de prevención vuelve a dar sus frutos. La policía detiene en Santander a Aritz Arginzoniz Zubiarre cuando, en posesión de una pistola, se disponía a establecer un comando terrorista para actuar en la zona de Cantabria".

- Huida en Torreblanca. "Un control de la Guardia Civil evitaba la actuación de un miembro de la banda terrorista cuando el 19 de julio, ante la presencia policial, abandonaba un taxi y una mochila con material explosivo en Torreblanca (Castellón)".

- El 'aparato de logística' cae en Francia. "El 26 de julio la policía francesa detenía en Rodez a tres integrantes del aparato de logística de la banda ETA. Investigaciones posteriores permitieron localizar 100 kilos de cloratita, armas y otro material para la fabricación de explosivos en un garaje de Biarritz".

- Cahors, la operación más importante. "El 1 de septiembre se desarrolló la operación más importante desde la ruptura del alto el fuego. En Cahors resultaron detenidos el nuevo lugarteniente de Txeroki -Oihan Barandalla Goñi-, el máximo experto en fabricación de bombas y explosivos de la banda terrorista -Luis Ignacio Iruretagoyena-, un miembro del comando terrorista que meses atrás había huido en Ayamonte -Ander Múgica Andonegui- y la miembro liberada de ETA Alaitz Aramendi Jaunarena. Esta operación permitió la incautación de más de 400 kilos de explosivos, numerosas armas, dos vehículos sustraídos que estaban siendo preparados para utilizarlos como coche bomba, material utilizado para la formación de los terroristas, y el descubrimiento del lugar donde se elaboraban los explosivos. La importancia de esta operación radica en que los detenidos eran los responsables de la confección de los explosivos y preparación de los coches bomba".

- Atentado en Capbreton. "El 1 de diciembre, ETA conseguía asesinar a dos guardias civiles del Servicio de Información en la localidad francesa de Capbreton. Los agentes formaban parte de un dispositivo dirigido a localizar y detener a los máximos dirigentes de la banda terrorista. Este atentado, que ETA ejecutó sin una planificación previa, evidencia que el núcleo dirigente del aparato militar se ha visto obligado a adoptar excepcionales medidas de seguridad, dado que la presencia del dispositivo policial puso de manifiesto que sus movimientos y procedimientos de actuación son conocidos por las Fuerzas de Seguridad".

- Detenidos dos de los tres autores cuatro días después. "Cuatro días después, el 5 de diciembre, eran detenidos dos de sus tres autores (Saioa Sánchez y Asier Bengoa) en Chateauneuf de Randon (Francia)".

- Operación en Mondragón contra el 'comando Elurra', que atentó en la T-4.

"El 6 de enero, la Guardia Civil detuvo en Mondragón a los miembros del comando Elurra Igor Portu y Mattin Sarasola, responsables del atentado de la T-4. Esta operación cierra el círculo de los éxitos conseguidos con anterioridad en Saint Jean Pied de Port y Cahors. Si en el primero de ellos caía el responsable del comando Elurra y dirigente del aparato militar José Antonio Araníbar, en Cahors quedaba desmantelada la columna vertebral del aparato militar y punto de partida de los grandes atentados. Sólo faltaba acabar con la continuidad de ese entramado en España, el comando que recibía los coches bomba para su traslado, colocación y activación. Éste es el grupo desarticulado en Mondragón, responsable del atentado de la T-4, del frustrado atentado de Castellón, y preparado para llevar a cabo uno nuevo en el madrileño complejo de Azca".

- Cierre de la operación en San Juan de Luz. Tras estas detenciones se dieron a la fuga los otros dos componentes del comando Elurra, Mikel San Sebastián y Joseba Iturbide. La colaboración policial hispano-francesa permitió su detención el 14 de febrero en San Juan de Luz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de febrero de 2008