Cambios en el entorno de la estación de Sants por la llegada del AVE

Aparcamientos provisionales, marquesinas y parada de taxi nueva

Máquinas, vallas provisionales y marquesinas casi a punto en el exterior de la estación de Sants. Y técnicos en las vías y en el subsuelo. La estación de Sants ha vivido un intenso fin de semana de preparativos para el 20-F. O lo que es lo mismo, el día del estreno comercial del AVE.

Los cambios son perceptibles en la calle a un lado y otro de la estación. Por el lado de la plaza dels Països Catalans, el sábado pasado los operarios terminaban de acondicionar el que será un aparcamiento para motocicletas, unas 200 plazas, y bicicletas. Eso en la parte de la estación más cercana al parque de la Espanya Industrial.

También en esa plaza ya aparecían anuladas las paradas de autobús que se han trasladado a otro vial paralelo reservado exclusivamente a seis líneas de TMB. Habrá, provisionalmente, dos carriles bus y otros tres -separados- para el tráfico que proceda de la calle de Numancia y el que llegue rodeando la estación.

El aparcamiento nuevo podría abrir parcialmente en los próximos meses

En la calle de Puiggarí, junto a la estación de autobuses de largo recorrido y en el terreno que antes ocupaban varios talleres, se ha habilitado un aparcamiento para 160 vehículos. El aparcamiento que tendrá la futura estación, junto al parque de la Espanya Industrial, con una capacidad para 1.000 vehículos, está previsto que empiece a funcionar de forma parcial -450 plazas- en los próximos meses.

Por el lado opuesto, en la plaza de Joan Peiró, sólo faltaba retirar las cintas de las marquesinas para recoger a los pasajeros de las paradas de taxi. Quienes lleguen a la estación en taxi descenderán del coche en ese lado, donde se ha habilitado un espacio de espera para 100 taxis. De hecho, ya ha sido anulada la parada de la plaza de los Països Catalans, aunque el sábado pasado había taxistas a uno y otro lado. "Ya lo sabemos todos, pero algunos si dejan el pasajero en Països Catalans se esperan un poco a ver si pillan pasaje", comentaba un taxista bajo el porche de la estación de Joan Peiró. Tanto los taxistas como los conductores de las líneas de autobús que pasan por la plaza ponen cara de póquer cuando se les pregunta por los cambios. "Pero si esto está en cambio permanente", ironiza un chófer. Razón no le falta porque habrá más a medida que avance el proyecto de la estación y el hotel. Como con la llegada del AVE, los plazos previstos inicialmente para la ejecución del proyecto urbanístico de los entornos de la estación de Sants no se han cumplido. Por ejemplo, se calculó para el primer trimestre de 2006 el inicio de la construcción del nuevo hotel y de la mayor parte de los 72.000 metros cuadrados para uso terciario, situados en el lado de la estación con frente al parque de la Espanya Industrial.

A los preparativos del exterior en previsión de un importante volumen de pasajeros en la estación, este pasado fin de semana también se realizaron otros trabajos relacionados con una nueva fase de las obras para la configuración del esquema de vías de la estación de Sants.

Esos trabajos se desarrollarán en diversas fases; comenzaron el 11 de febrero y durarán hasta mediados de marzo. Las restricciones del tráfico ferroviario en la noche del sábado entre las estaciones de Sants, Passeig de Gràcia y Plaça Catalunya se debieron a ello.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 17 de febrero de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50