Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El AVE a Barcelona será el más rápido, con una media de 238 kilómetros por hora

El trayecto entre las estaciones de Atocha y Sants costará de 40 a 163 euros

El AVE Madrid-Barcelona, que se pondrá en servicio el próximo miércoles, será el más rápido de los que circulan en España, con una velocidad punta de 300 kilómetros por hora y una media de 238 en los trayectos sin paradas, frente a los 196, de media, del que va a Valladolid y los 188 del de Sevilla. El precio, en cambio, para un billete sólo de ida comprado en taquilla, sin adelanto, es de 16 céntimos de euro por kilómetro, uno menos que el del AVE a Valladolid, dos más que el de Málaga y uno más que el del trayecto Madrid-Sevilla. Cada día viajarán 17 trenes desde Barcelona a Madrid y otros tantos en sentido contrario.

La tarifa más barata (comprada por Internet y con 15 días de antelación) será de 40,55 euros y las más cara, de 163,30 euros, en clase turista. Esta última, llamada Puente AVE, proporciona un billete con validez para un año y que da derecho a utilizar el tren sin reserva previa. De los 17 trenes diarios, siete de los que irán de Barcelona a Madrid lo harán sin paradas (un servicio bautizado por Renfe como AVE +), el resto sí parará, unos sólo en Zaragoza y otros lo harán también en Tarragona, Lleida y Guadalajara. En el sentido Madrid-Barcelona, serán ocho los trenes que realizarán el trayecto sin parar en las estaciones intermedias.

El primer tren saldrá, tanto en Madrid como en Barcelona, a las 6.00. En ambos casos, será directo y empleará dos horas y 43 minutos en el recorrido. No obstante, algunos de los trenes podrán cubrir los 628 kilómetros que hay entre las dos ciudades en dos horas y 38 minutos, en función del tráfico que haya. Eso significa que la primera llegada a Madrid o a Barcelona será a las 8,43.

Dos de los trenes con dirección a Madrid seguirán luego, uno hasta Málaga y otro hasta Sevilla. Los dos pasarán, de momento, por Atocha, pero a finales de año dejarán de entrar en Madrid. Es el plazo, explicó el presidente de Renfe, José Salgueiro, que Adif necesita para hace una nueva vía de circunvalación. Lo mismo ocurrirá en sentido inverso: un tren partirá de Sevilla y otro de Málaga y llegarán a Barcelona tras parar, por ahora, en Madrid. El tiempo de estos trayectos será de unas seis horas y media. El tren Sevilla-Barcelona tarda ahora ocho horas y 17 minutos y el Barcelona-Málaga, 13 horas y 10 minutos.

Renfe ofrecerá diariamente 13.498 plazas (5.855 en trenes directos), el equivalente, dijo Salgueiro, a 91 aviones. La compañía ferroviaria confía en transportar este año en AVE a 6,1 millones de pasajeros y alcanzar los 7,8 millones en 2011.

Renfe anunció también que, de momento, el tren de la línea 2 de Cercanías seguirá siendo gratuito hasta nuevo aviso, aunque funcione el AVE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de febrero de 2008