Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quintana pone Navantia como condición del 'sí' a Zapatero

El portavoz nacional del BNG, Anxo Quintana, aseguró ayer que el apoyo de su formación al próximo Gobierno central "pasa por que apoye el sector naval gallego y retire todos los condicionantes actuales que impiden su expansión". Quintana afirmó que exigirá al PSOE que se puedan aprovechar los activos ociosos del astillero militar Navantia Fene para otras iniciativas dentro del propio sector.

En una visita al astillero vigués de Freire, donde estuvo acompañado de la cabeza de lista del BNG al Congreso por Pontevedra, Olaia Fernández Davila, Quintana aseguró que el naval "necesita una acción de justicia por parte del Gobierno".

Por ello, insistió en que su apoyo al próximo Ejecutivo estará condicionado a que éste muestre su disposición a "mover todo obstáculo que existe para la expansión del sector naval en Galicia" y reclamó que "el astillero público de Fene pueda volver, de una vez por todas, a construir buques civiles".

El portavoz nacional del BNG afirmó que el compromiso de esa formación política es una "continuación" del trabajo que realiza desde su responsabilidad en la Xunta. Quintana recordó que la Consellería de Industria "ha puesto encima de la mesa alternativas serias para que Fene haga barcos, un trabajo que debe tener apoyo de Madrid".

Además, también consideró que el posible aprovechamiento del espacio libre del astillero "es un acto de inteligencia política para afrontar la nueva situación económica". Así, destacó que se trata de un "sector fuerte y de futuro", por lo que reclamó "una acción de justicia por parte del Gobierno para que se coloque en primera línea".

Reconversiones

En este sentido, justificó el condicionamiento de su apoyo al Gobierno central porque "hay que terminar con la idea del naval asociado a las reconversiones", al tiempo que recalcó que "el Estado debe saldar la deuda contraída con el sector naval para ser un país competitivo".

"Piden que seamos competitivos, pero no nos dejan producir", denunció, al tiempo que pidió que "dejen trabajar y crecer", porque se trata de un sector que cuenta con personal cualificado.

Quintana recordó que la comunidad es una potencia en la construcción naval mundial, puesto que factura 1.700 millones de euros anuales, el 9% de la cifra total de negocio en la UE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de febrero de 2008