Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:'Zapping' global | Finlandia

Jamón español en Helsinki

¿Qué tiene en común una taberna española y los bares finlandeses? A primera vista, nada. Pero ya sea por exóticos o porque les recuerdan a las vacaciones, la serie de Tele 5 Los Serrano ocupa la sexta plaza entre las preferencias de los telespectadores. La serie es parte de la programación de fin de semana de la televisión pública (Yle), y ha calado hondo, sobre todo entre el público femenino y joven.

Varias revistas femeninas han enviado a sus periodistas estrellas a entrevistar a los protagonistas. Como resultado, Fran Perea -que en España ya ha abandonado la serie- es un personaje muy popular en el país nórdico. La televisión pública también tiene en su programación la serie de TVE Cuéntame cómo pasó.

Pero frente a esta imagen amable, lo que acapara el interés de los televidentes finlandeses es una reciente encuesta entre las funcionarias y legisladoras del Parlamento finlandés. Según ese trabajo, un 33% de ellas ha sido objeto de acoso sexual. El 15% de las encuestadas reconoce haber recibido acercamientos soeces o proposiciones de sexo. En cinco de cada diez casos el ofensor fue un parlamentario.

La Eduskunta, el Parlamento unicameral finlandés, consta de 200 escaños, de los cuales 73 están ocupados por legisladoras. A pesar de que el Parlamento se ha convertido en una fuente inagotable para la prensa del corazón, la mencionada encuesta cayó como una losa sobre la institución legislativa. Más aún cuando el principal periódico local (Helsigin Sanomat) nombra a una decena de legisladores como causantes, eso sí, sin mencionar fuentes. Entre los señalados hay parlamentarios de todos los partidos, tanto del Gobierno de centro-derecha como de la oposición de izquierdas. El tema acapara los telediarios y tiene virtualmente paralizada la máquina legislativa del país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de febrero de 2008