Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:A la parrilla

Lo más alto

A estas alturas, todos los superlativos para hablar de Los Soprano están vendidos. En Canal +, el jueves, emitieron el último capítulo de la obra de David Chase. Soprano (etimológicamente "lo más alto") y su familia comiendo aros de cebolla en un bar. Ésta fue la última escena. Nada de Caballería rusticana. Soprano ya no tiene la épica de Corleone. Lo suyo es un oficio que lo desquicia y al mismo tiempo una metáfora sobre la vida, tan lúcida como poco amistosa. Canal + acompañó la despedida con un documental en el que conocidos seguidores de la serie explicaban su adicción. Era interesante ver los distintos motivos que fundaban su comprensible pasión por la serie. A todos nos quedan muchos rincones inexplorados de esta pieza.

En Cuatro, Iñaki Gabilondo entrevistó a Mariano Rajoy. En lugar de detrás de una mesa, como otras veces, estaban delante, sentados con aparente comodidad. Ninguno de los dos empleó papeles (salvo cuando Gabilondo leyó algunas preguntas de los espectadores), y tanto uno sabía las preguntas que tenía que hacer como el otro las respuestas que debía dar y lo claro, o poco claro, que debía ser en algunas.

En Noche Hache están contentos porque el BOE publicó su candidatura a las próximas elecciones. El partido H (PH). La encabeza doña Eva Hernández. De segundo va don Ricardo Castella. No son los primeros cómicos en hacerlo. Coluche se presentó, un rato, a las presidenciales francesas en 1981. ¿Qué harán con este juguete? De momento, los ciudadanos que se apuntan a ser ministros de su hipotético gobierno tienen un programa bastante elemental basado en bajar los precios a casi todo... y prescindir de los políticos. Es de esperar que los candidatos del programa no abandonen los sarcásticos y saludables comentarios que hacen desde la barrera de la política ahora que, aunque sea de guasa, también están en el otro lado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de febrero de 2008