Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Cope: "Cuatro personas han sido directamente asesinadas en Leganés"

26 de mayo de 2005. La locutora de la cadena Cope Cristina López Schlichting abre su editorial de la tarde:

"Al menos cuatro personas han sido directamente asesinadas en el hospital Severo Ochoa de Leganés por la vía de la sedación irregular [...]. No nos confundamos, no confundamos esto con el asesinato de personas a las que un médico supuestamente progre considera indignas de seguir viviendo".

El 22 de abril de ese año, a las 6.13, el locutor de las mañanas, Federico Jiménez Losantos, es menos directo, aunque igual de duro: "El equipo médico del doctor Montes, porque era un equipo, no era sólo este señor, no era un Kevorkian [pionero en el suicidio asistido], no era un Doctor Muerte, era un grupo que, por lo visto, compartía no se sabe muy bien qué criterios, desde luego no los del juramento hipocrático; era conocido dentro del hospital por Sendero Luminoso. El 90% de los sedados por el doctor Montes murió en menos de 24 horas; ¡que eficacia, claro!, eficacia de la morfina".

En esta línea se movió la Cope durante meses. Los abogados de Luis Montes, del prestigioso despacho de Rafael Burgos, pagados por la asociación de defensa del hospital, grabaron lo que allí decían, y cuando se cumplía el plazo presentaron una querella contra Losantos, César Vidal, Cristina López y contra la cadena de los obispos. El caso está pendiente de fallo, pero en sus declaraciones los periodistas admitieron que no contrastaron la información con Montes y que su fuente principal de información era el diario El Mundo.

El problema es que este diario cometió errores de bulto en el caso. Tras semanas sin apenas informar sobre el asunto, el 11 de abril de 2005 dio como apertura a cuatro columnas del periódico una noticia falsa: "El 90% de los sedados por el doctor Montes murió en menos de 24 horas". La primera página iba ilustrada con una foto de Montes. El periódico reproducía el libro de registro de urgencias, con un código muy repetido. "Muerto en 24 horas desde el inicio de s. [sedación]". El Mundo aseguró que esa "s." correspondía a sedación, cuando, tal y como establece la Clasificación Internacional de Enfermedades de la OMS, significa simplemente síntomas, un término que introducen los trabajadores de admisión o el ordenador lo pone por defecto si el paciente fallece antes de 24 horas y el médico todavía no ha rellenado el acta, según fuentes médicas. Pero nada de sedación. El caso era falso porque además Montes apenas sedaba pacientes. Era el jefe y veía pocos enfermos. De los 15 casos que investigó el juez, la firma de Montes aparecía en cuatro, y siempre como segundo médico. El diario no rectificó ni admitió el error.

La entonces periodista de El Mundo y hoy candidata del PP al Congreso Cayetana Álvarez de Toledo, mano derecha de Ángel Acebes, afirmó en la Cope el mismo día que el diario publicó esa información: "¿Qué lleva a este señor a aplicar este tipo de tratamientos médicos?, ¿es una psicopatía, es una forma muy particular de entender, digamos, el fin de la vida de las personas?", siempre según la querella.

Ahora, la Audiencia Provincial de Madrid ha archivado definitivamente el caso y ha ordenado eliminar cualquier referencia a la mala práctica médica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de febrero de 2008