Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Reserva Federal pide consejo a la Universidad de Granada

El decano de Económicas asesorará al organismo financiero de EE UU

En un momento especialmente delicado para la economía mundial, Santiago Carbó (Gandía, Valencia, 1966), ha sido invitado por uno de los grandes templos económicos, la Reserva Federal de Estados Unidos. Desde su sede de Chicago, está llamado a realizar diferentes tareas de investigación y asesoría durante seis meses, en los que Carbó trabajará en cuestiones relacionadas con la evolución del sistema bancario internacional, la actual crisis crediticia y el creciente clima de incertidumbre que arrastran la economía y a los mercados financieros internacionales en la actualidad.

"Se trata de un reto muy tentador", comenta Carbó sentado en su despacho de decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Granada. "Acepté el proyecto al final del verano, pero los acontecimientos relacionados con la economía lo han hecho mucho más atractivo", reconoce, en alusión a la importante recesión económica que está experimentando desde hace meses Estados Unidos.

Carbó reconoce que la crisis económica hace más atractivo el proyecto

"Las decisiones de esta institución tienen trascendencia mundial"

En opinión de Carbó, la crisis que padece el país norteamericano es "una clara consecuencia de los préstamos hipotecarios de alto riesgo", ya que "la bonanza económica del país llevó a los bancos a conceder hipotecas a personas en las que existía un riesgo muy grande de que no pudieran pagarlas. Cuando esta situación se ha dado, los pisos ya valían un 30% y hasta un 40% menos, lo que supone una crisis significativa", explica Carbó, sin olvidar el hecho de que "se llegaron a emitir muchos títulos de propiedad que en la actualidad no se saben donde están", lo que está acentuando una situación ya de por sí negativa.

Carbó, que es catedrático de Análisis Económico, considera que, aunque se hayan encendido las alarmas, en España el riesgo "es bastante menor", ya que este modelo hipotecario ha sido muy minoritario entre los bancos que operan en nuestro país. Sin embargo, lo que ocurre en el mercado estadounidense siempre se acaba reflejando en la economía del resto del mundo, lo que el decano explica con un ejemplo muy claro: "La economía mundial en la actualidad es una gran autopista. Si alguien sufre un accidente todos vamos a ir más despacio. No va a librarse nadie. Ahora Europa entra en un periodo de desaceleración por lo que ha ocurrido en Estados Unidos".

Carbó advierte, además, de que hay que ser conscientes de que la fortaleza económica de España reside en el hecho de que "invierte en todo el mundo", lo que provocará que también se vea afectada, tarde o temprano, aunque el país no vaya a tener un papel protagonista en la desaceleración económica mundial.

Por el contrario, considera que en la economía española "todavía no se han producido signos claros de recesión, aunque la incertidumbre es muy grande". Según el catedrático, esto ha propiciado que "todavía no hayamos notado la crisis, porque aún no ha llegado, a pesar de los últimos ocho meses que no han sido nada buenos para el mercado inmobiliario, que tiene una gran repercusión en la economía española", sentencia.

Regresando a la colaboración que Carbó va a prestar en Estados Unidos, el analista explica que la Reserva Federal es el sistema bancario central del país norteamericano. Para un español, su equivalente sería el Banco Central Europeo, que es responsable de la marcación del Euribor. "Es una institución cuyas decisiones tienen una trascendencia mundial", lo que, reconoce, constituyó una de las razones principales para que aceptara la propuesta de colaboración y asesoría de la institución norteamericana , después de participar en diferentes congresos y conferencias sobre las relaciones bancarias.

No será, por tanto, la primera incursión profesional de Santiago Carbó en Estados Unidos, un país en que el decano de Económicas y Empresariales ha sido profesor y en donde ha impartido seminarios en varios bancos de la propia Reserva Federal, así como en universidades como las de Nueva York, Boston, Indiana o Florida, además de las de Alberta (Canadá), Leuven (Bélgica) o Warwich (Reino Unido).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de febrero de 2008