Pizarro 'pincha' en su estreno político ante empresarios catalanes

Grandes empresas ignoran el acto del fichaje del PP

Manuel Pizarro, acusado de "anticatalán" por los partidos políticos de Cataluña, pinchó ayer entre los empresarios de esta comunidad en su estreno como candidato del PP. El ex presidente de Endesa no llenó más de medio auditorio de la ONCE, con casi 400 plazas, en una conferencia-coloquio organizada por la patronal de pequeñas y medianas empresas Pimec, que en los últimos días había promocionado el acto por todo lo alto.

Ayer, muchos empresarios optaron por hacer luz de gas. Entre los asistentes no se contaron las caras más conocidas del empresariado catalán, más allá de la cúpula de Pimec, que preside Josep González. No se vieron presidentes de grandes compañías cotizadas, como Abertis, Gas Natural o Agbar, ni de grupos de capital familiar como Agrolimen o Puig; ni directivos de cajas como La Caixa ni del Banc Sabadell; ni representantes de organizaciones empresariales como Fomento del Trabajo, el Círculo de Economía o la Cámara de Comercio de Barcelona. Pimec explicó que era un acto "cerrado" al que "sólo se había invitado a sus socios".

Más información

En otras ocasiones, conferencias organizadas por Pimec han suscitado la presencia de empresarios de mayor renombre. Ocurrió cuando el ex presidente del Gobierno José María Aznar eligió esta patronal para anunciar la supresión del impuesto de actividades económicas (IAE), en 2000. Pimec explicó ayer que aquel acto había sido "abierto".

Grandes empresas consultadas corroboraron no haber recibido invitación para el acto de Pizarro. Pero otras fuentes empresariales admitieron haber sido invitadas. En algún caso, vía carta por la anfitriona Pimec, que buscó un auditorio mayor que el suyo, donde sólo cabían 120 personas; en otros, de viva voz por el PP. Directivos no invitados formalmente confesaron no sentir "interés" y sí tener "mucho trabajo y cierto hartazgo por el clima preelectoral".

Y es que el acto de ayer era una oportunidad para que los empresarios atisbaran las recetas económicas del PP de cara a la cita electoral de marzo, pero también para poner el termómetro del tirón de un empresario metido a político de talante polémico en Cataluña.

Su resistencia numantina al asalto de la catalana Gas Natural levantó ampollas. Como lo hizo la campaña del PP contra el nuevo Estatuto catalán, recurrido ante el Constitucional por este partido. Ayer, Pizarro dijo que asume el discurso del PP, "como cuando uno se casa y se casa con toda la familia", y pidió que el Constitucional resuelva deprisa la cuestión.

La mayoría de los 270 asistentes se rindieron al conferenciante, que hizo promesas de bajadas de impuestos y de supresión de trabas administrativas. Pizarro negó hasta cuatro veces haber dicho que prefería una Endesa alemana a una Endesa catalana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 30 de enero de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50