Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat lanza un plan para reflotar las comarcas en crisis

La Terra Alta, el Pallars Jussà, el Ripollès y la Anoia recibirán 24 millones de euros -seis millones cada una- para agilizar infraestructuras ya planeadas o proyectos públicos o privados que fomenten la actividad empresarial de la zona. Este plan, llamado de Iniciativas de Dinamización Comarcal, fue el principal acuerdo que tomó el Consell Executiu de la Generalitat, que ayer se reunió excepcionalmente en Tortosa (Baix Ebre), en un gesto del Gobierno hacia las comarcas del Ebro.

El consejero de la Vicepresidencia, Josep Lluís Carod Rovira, detalló que el plan aprobado ayer agilizará proyectos que ya están sobre la marcha, avanzando su ejecución en al menos un año. La Terra Alta y el Pallars Jussà han sido elegidas por el envejecimiento de su población, y el Ripollès y la Anoia han sido incluidas por los procesos de deslocalización de la industria textil y la paulatina pérdida de poder específico que ha vivido el sector industrial. "Esto no quiere decir que en un futuro escojamos otras comarcas", señaló Carod.

La reunión del Ejecutivo catalán también sirvió para que la Generalitat plantease al Tribunal Constitucional un conflicto de competencias para defender las atribuciones de la Agencia de Calidad del Sistema Universitario de Cataluña. La Generalitat sostiene que este órgano debe liderar la adaptación catalana al nuevo marco educativo europeo, amparándose en las competencias en Educación reconocidas en el Estatuto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de enero de 2008