Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una juez dicta la prescripción del caso contra el policía acusado de amenazar a un menor

La titular del Juzgado número 2 de Sabadell, Gemma Poveda, ha declarado la prescripción del caso contra el policía municipal de Sabadell que en abril de 2005 detuvo al menor David D. por enganchar adhesivos contra el alcalde Manuel Bustos que decían: "¿Estilo Bustos? No, gracias". El policía tenía que ser juzgado por una falta de lesiones y amenazas, pero la vista no se ha celebrado porque el caso ha prescrito.

La juez sostiene en el auto que desde el 24 de abril de 2007, cuando se "practicó la notificación a las partes", hasta el 29 de noviembre de ese año, en que se señala la vista, "no se ha dictado resolución judicial alguna con contenido sustancial dirigida a interrumpir la prescripción, ni a encaminar el procedimiento contra el culpable, habiendo transcurrido con creces el plazo de prescripción de seis meses". Los juzgados de Sabadell ya han recibido un toque de alerta del Tribunal Superior de Justicia por acumular muchos casos a punto de prescribir.

David. D., que en el momento de los hechos tenía 15 años, no entiende nada. "¿Era mi obligación reactivar el caso y evitar su prescripción?", se pregunta el joven, que insiste en que sólo quiere que se celebre el juicio: "Hemos llegado hasta aquí y recurriremos a la Audiencia". David mostró su perplejidad asegurando que nada hacía sospechar que la vista no se celebraría: "Una funcionaria nos preguntó si podíamos declarar en castellano y dijimos que no, y luego que sólo podían declarar dos de los tres testigos para agilizar el juicio". Al final, la juez notificó a las partes la prescripción. No es el único obstáculo con el que se ha topado el joven. En junio de 2005, los juzgados enviaron por error el original de la denuncia contra el policía al Tribunal de Menores, al confundirla con la que el agente presentó contra el menor, que fue archivada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 2008