Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas propone a Montilla pactar la Ley de Educación al margen de ERC e ICV

El líder de CiU pide que la escuela quede al margen de los cambios de gobierno

Artur Mas utilizó ayer en Helsinki una expresión que ha hecho fortuna en la política catalana para ofrecer al presidente de la Generalitat, José Montilla, un pacto bilateral sobre educación al margen de sus socios del tripartito. Aislar a Esquerra Republicana (ERC) e Iniciativa per Catalunya (ICV) de este hipotético acuerdo proporcionaría incalculables beneficios al modelo educativo catalán porque, en opinión del convergente, ambos partidos no podrían meter baza en la nueva ley con sus "recetas claramente equivocadas" y basadas en una "costra supuestamente muy de izquierdas y progresista".

El socialista Joan Ferran animó a arrancar la "costra nacionalista" que invade TV-3 y Catalunya Ràdio. Mas ayer tomó prestada la fórmula para referirse a la concepción de la enseñanza que tienen los republicanos y los ecosocialistas. "Se han aplicado recetas claramente equivocadas, muchas veces como consecuencia de unos clichés que parecían muy de izquierdas y progresistas, entre comillas, como consecuencia de estas costras ideológicas, oxidadas, poco modernas, que han perjudicado la calidad del sistema", afirmó el líder nacionalista en Helsinki, donde se ha desplazado para conocer a fondo el modelo educativo de Finlandia, a la cabeza de la mayoría de indicadores analizados por el Informe Pisa.

Mas: "Se han aplicado recetas equivocadas basadas en una costra supuestamente de izquierdas"

Mas considera que Convergència i Unió (CiU) y el Partit dels Socialistes (PSC) harían buenas migas en materia educativa vistas las reticencias expresadas por Esquerra e Iniciativa a la última propuesta de Ernest Maragall. El consejero de Educación prevé la creación de aulas segregadas para acoger temporalmente a los inmigrantes recién llegados hasta que puedan incorporarse sin dificultad a los centros de enseñanza. ERC e ICV se oponen a ello.

Aunque el consenso sería la solución idónea, el líder de CiU lo ve ilusorio. Mas planteó un nuevo modelo educativo, similar al finlandés, basado, por una parte, en la formación continua de los docentes, a quienes definió como el "corazón del sistema". "Se necesitan profesores bien formados, bien pagados y respetados", sostuvo. Por ejemplo, Magisterio pasaría a ser una licenciatura y no una diplomatura como hasta ahora. Asimismo, sugirió dotar a los centros de enseñanza de mayor autonomía de funcionamiento y suprimir "unas normas muy poco flexibles", por ejemplo, en el diseño del programa curricular. Y, por fin, una educación cimentada en la "cultura del esfuerzo y la responsabilidad como hilo conductor".

El jefe de la oposición parlamentaria puso dos condiciones para pactar la nueva ley. La primera, que tenga permanencia en el tiempo o se volverá "a la imposición permanente". Es decir, que tanto el PSC como CiU apliquen el mismo modelo cuando estén al frente del Gobierno. La segunda, que el modelo "tenga contenidos reales, y para ello hace falta invertir muchos años y tener las ideas claras".

Mas relató sus propuestas después de visitar una de las escuelas de educación secundaria con mayor prestigio de Helsinki. El dirigente nacionalista se entrevistó con el director del centro Kulosaari y visitó diversas aulas en las que se agrupa a los alumnos por su capacidad académica y no por edades. Le sorprendieron la clase de economía doméstica, en la que los alumnos aprenden tareas del hogar, y la de corte y confección, ambas de carácter obligatorio. Kulosaari, perteneciente a una fundación privada pero subvencionada totalmente con fondos públicos, ofrece enseñanza bilingüe en finlandés e inglés. Es obligatorio, además, aprender una tercera lengua. Muchos eligen el castellano y pudieron practicarlo con la delegación catalana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 2008