Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Una vía de agua en la sala de máquinas" provocó el hundimiento del 'Cordero'

El relato del patrón avala la tesis del naufragio por un impacto en el pesquero

Marcos Ures García, patrón del pesquero Cordero, que naufragó la madrugada del martes frente a la costa ferrolana, relató ayer al armador que el barco sufrió "un fuerte impacto" y una vía de agua que, al inundar la sala de máquinas, provocó el rápido hundimiento del arrastrero. El armador especula con que fuera un contenedor o un tronco de los que están a la deriva en alta mar lo que golpeó y rompió el casco del barco.

El director general de la Marina Mercante, Felipe Martínez, confirmó ayer que es probable que el temporal, que obligó a suspender el primer día el rescate tras encontrar sólo el cadáver de uno de los cinco desaparecidos, arrancase alguno de los chalecos salvavidas de los náufragos, lo que explicaría que no haya rastro de los otros marineros. Pocas explicaciones de lo ocurrido dio el superviviente indonesio Hendra Hermawan, de 25 años. "Está aún bajo un fuerte shock", le excusa uno de los dos representantes de la Embajada de Indonesia en Madrid que se desplazaron a Galicia. Hermawan, que apenas balbucea algunas palabras en castellano, viajaba con otros dos compatriotas a bordo del Cordero. El armador del arrastrero defendió ayer las condiciones laborales de los marineros enrolados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de enero de 2008