Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Policías de España y Francia formarán grupos estables para perseguir a ETA

Sarkozy: "Estaremos siempre con la democracia española frente al terrorismo"

Nunca hasta la fecha un presidente francés se había pronunciado con tanta contundencia contra ETA como Nicolas Sarkozy ayer: "una banda de asesinos". "Quiero decir de la forma más solemne que Francia estará siempre al lado de la democracia española frente al cáncer del terrorismo". "Tratándose de la lucha contra ETA, Francia ha elegido desde hace tiempo su campo, el de la España democrática, una decisión estratégica que va más allá de la alternancia política en uno u otro país", añadió.

La Cumbre hispano-francesa que ayer presidieron en El Eliseo el presidente francés y el jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, es la número 20 en dos décadas. Tres fueron los principales temas de la Cumbre: las interconexiones transpirenaicas, la inmigración y el terrorismo. Pero fue este último el de mayor calado político.

El acuerdo firmado ayer en esta materia supone la concreción del anuncio, efectuado en Lisboa en diciembre, tras el atentado de Capbreton, de la creación de "unidades permanentes hispano-francesas que tendrán como objetivo la puesta en práctica de acciones preventivas conjuntas para detectar, identificar y localizar a individuos susceptibles de apoyar o llevar a cabo actos terroristas".

Hasta ahora, las policías española y francesa contaban con equipos conjuntos, pero sólo para investigaciones concretas y no de carácter permanente y preventivo como ocurrirá ahora. Los ministros del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba y Michèle Alliot-Marie, firmaron ayer un acuerdo que regula estos equipos.

Aunque Rubalcaba no precisó si los agentes españoles podrán ir armados en Francia, sí dijo que irán "más seguros" y que trabajarán "como en España". No se trata tanto de crear un nuevo grupo de investigación como de ampliar el número de agentes que ya trabajan en Francia, darles cobertura jurídica y continuidad a su trabajo. Por eso, no se creará ninguna oficina ni estructura burocrática, sino que los agentes dependerán de los respectivos directores generales. El acuerdo tiene carácter recíproco, por lo que los agentes franceses podrán trabajar en España.

Sarkozy aseguró que las órdenes que había dado a la policía tras el atentado en Capbreton "fueron las mismas que si las víctimas hubieran sido ciudadanos franceses. No se asesina en el territorio de la República Francesa ni en un Estado democrático que se llama España".

El acuerdo incluye un plan contra la droga en el campo policial, judicial y militar, y la creación de unidades conjuntas de investigación, análisis e intervención criminal y financiera.

Seis meses para trazar la conexión eléctrica

España y Francia se comprometieron ayer a fijar, antes del 30 de junio, el trazado de la línea de Muy Alta Tensión (MAT) que conectará las redes eléctricas de ambos países a través del Pirineo catalán. La fecha satisface la aspiración española de obtener una decisión cuanto antes y, en todo caso, con carácter previo al inicio de la presidencia francesa de la UE, el 1 de julio.Para el presidente francés, Nicolas Sarkozy, este acuerdo prefigura lo que debe ser la "Europa de la energía". España, señaló, "se encuentra en el extremo sur de Europa y debe estar conectada a las redes de energía". El presidente José Luis Rodríguez Zapatero señaló que la conexión beneficia especialmente a Cataluña y más concretamente a Barcelona.A la sesión plenaria se incorporó el ex comisario europeo de la Competencia, Mario Monti, nombrado coordinador del proyecto, cuyo trabajo la declaración elogia, y en el que Monti constata la "fuerte incomprensión" que la obra suscita en los municipios afectados, especialmente en la parte francesa. Para paliar este rechazo, el texto asegura que el proyecto se hará conciliando "los objetivos energéticos y medioambientales" y contemplará "el soterramiento parcial" de la línea, "en unas condiciones económicas y técnicas aceptables". Sarkozy dio por sentado que parte de la línea discurrirá bajo tierra, aunque resulte mucho más caro; "Un 50% más", dijo.La Cumbre acordó la puesta en marcha de dos organismos para impulsar la interconexión: por una parte habrá una empresa conjunta entre las compañías de los dos países dedicadas a la distribución de electricidad (REE Y RTE) y, por otra, un grupo de trabajo intergubernamental que apoyará a Monti y asesorará a los Gobiernos sobre el trazado definitivo. Las obras se financiarán a partes iguales, pese a que el tramo a soterrar discurre en su mayor parte del lado francés. Los beneficios se repartirán a partes iguales.La declaración incluye la voluntad de reforzar el intercambio de gas y de estudiar la conexión de un nuevo gasoducto, "en el horizonte de 2015". En el documento sobre conexiones ferroviarias, se incluye el compromiso de Francia de mejorar la actual línea entre Montpellier y Perpiñán y a lanzar este mismo año, "a la vista de las conclusiones del debate público", el proyecto de una nueva línea de alta velocidad entre dichas localidades, lo que permitiría enlazar con el AVE español, que debe llegar a Perpiñán en 2010.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de enero de 2008

Más información