Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Michael Kidd, bailarín y coreógrafo

Fue el creador de los bailes de 'Siete novias para siete hermanos' y 'Hello Dolly'

El bailarín, coreógrafo y actor Michael Kidd murió el pasado 23 de diciembre en California a la edad de 92 años. Había nacido el 12 de agosto de 1915 en Brooklyn en el seno de una familia de emigrantes judíos, y era uno de los pilares fundadores del ballet clásico y protonorteamericano.

Aunque su popularidad llegó de la mano de los musicales de Broadway y de las películas de este género en Hollywood, Michael Kidd (nombre artístico de Milton Greenwald) era uno de los pocos supervivientes y más importantes artistas que quedaban de la gesta fundacional del "music-hall" y del estilo de la danza clásica en Estados Unidos. Tanto los diccionarios Chujoy como Wilson establecen su nacimiento en 1919, aunque otras fuentes remiten a 1915. Sus formas y cultura de ballet resultaron definitivos para elevar el tono y la exigencia de la coreografía de las comedias musicales y fraguar un estilo de altura que llega hasta Foss. Llegó a ganar cinco premios Tony y un Oscar honorario de la Academia en 1996.

Sus comienzos como bailarín datan de las clases con el matrimonio formado por los rusos Anatol Vilzak y Ludmila Schollar, tras abandonar tres años de ingeniería en el Engineering City College de Nueva York; después siguió estudiando baile con Muriel Stuard y debutó en Broadway en la obra The eternal road (1937). Enseguida formó parte de los elencos iniciales del Ballet Caravan y del American Ballet Theatre (ABT) a partir de 1937 hasta 1947, donde hizo destacados papeles de solista, y donde crea On stage! en 1945 con música de Norman Dello Joio y guión hecho al alimón con su mujer, la bailarina Mary Heater, lo que le abre las más difíciles puertas del selecto Broadway como creador y del Hollywood dorado. En On stage! bailaba con Nora Kate y su papel era el de un tierno muchacho soñador ayudante de los tramoyistas. Kidd fue protagonista de la reposición neoyorquina de Billy the Kid (música de Copland) y también bailó en el Radio City Music Hall en 1940. En ABT bailó también los papeles principales de Mademoiselle Angot; Undertow, Fancy free, Pillar of fire, Helena de Troya, Barbazul y un inolvidable Pájaro Azul en Las bodas de Aurora. Ya en aquellos tiempos, alternaba la coreografía con la fotografía profesional. Kidd reconocía que sus estudios de matemáticas y dibujo técnico habían influenciado notablemente su intrincado y complejo estilo de coreografía geometrista, a veces tenido por los bailarines como endiabladamente difícil. Trabajó y se sintió influenciado por Agnes de Mille y Jerome Robbins.

Entre otras memorables coreografías de musicales, son suyas, algunas que de la escena pasaron al cine: Finian's rainbow (1947); Guys and dolls (1951); Can-can (1953); Siete novias para siete hermanos (1954); Ben Franklin in Paris (1964); Hello Dolly (1969) y The Rothschilds (1970); entre sus últimos trabajos estuvo Cyrano (1973) y Smile (1975), una sátira feroz contra la industria creadora de reinas de belleza.

Se consideran clásicos o antológicos los bailes que creó en 1954 para el filme de Danny Kaye Knock on wood. Su trabajo en el musical Destry rides again en 1959 sirvió de base para el filme homónimo de Marlene Dietrich y James Stewart. También dirigió a Fred Astaire en The band wagon (1953) y los cinéfilos atesoran su secuencia a dúo con Gene Kelly en It's always fair weather (1955). Kidd se refirió varias veces y en extenso sobre las diferencias entre el baile de Astaire y el de Kelly, y consideraba a ambos irrepetibles y singulares, resumiéndolo genialmente así: "Mientras Fred Astaire aborda el baile como una conversación, Kelly aspira siempre en sus filmes a la grandeza del ballet".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de enero de 2008