Comerciantes de Sant Boi exigen el cierre de una tienda francesa

Desde que la cadena francesa de electrodomésticos Boulanger se instaló en el Centro Comercial Sant Boi en 2002, el pequeño comercio de la ciudad han visto descender sus ventas. La Asociación de Comerciantes de Electrodomésticos exige el cumplimiento de una sentencia firme e inapelable del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña del pasado mes de mayo en la que fija el cierre del establecimiento.

Boulanger, según la sentencia, no dispone de licencia y no se ajusta a las características de gran establecimiento comercial que recoge la ley de centros comerciales. La directora de Comercio de la Generalitat, Dolors Bataller, asegura que es "imposible" que el establecimiento obtenga la licencia para operar y poder regularizar su situación.Boulanger sigue operando y los comerciantes han pedido al Ayuntamiento su cierre inmediato.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS