Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Milagro en Nueva York

Un limpiacristales cae desde un piso 47 y sobrevive

Alcides Moreno sabía que tenía un trabajo peligroso. Limpiaba desde hace 12 años los cristales de algunos de los rascacielos del corazón el Manhattan junto a su hermano Edgar. El pasado 7 de diciembre, por causas que aún se desconocen, se desplomaron al vacío desde un piso 47. Ninguno llevaba arnés de seguridad. Edgar murió en el acto. Alcides, casado y con tres hijos, sobrevivió milagrosamente y se recupera.

La historia de este inmigrante de 37 años de edad, de origen ecuatoriano, es una de las que hacen de Nueva York una ciudad única en el mundo. Y hasta a los propios médicos del hospital Presbiteriano, donde se encuentra ingresado, les cuesta explicar cómo Alcides puede seguir vivo. Su estado era tan delicado cuando llegó a la sala de urgencias que los médicos tuvieron que operarle sin esperar a entrar al quirófano.

La cabeza y columna vertebral del veterano limpiacristales quedaron seriamente dañadas por el brutal impacto contra el suelo, hasta el punto de que ha sido ya sometido a nueve intervenciones quirúrgicas, a las que seguramente seguirá otra más antes de que sea dado de alta y pueda andar, algo que creen que conseguirá. Pasó 18 días en coma, y despertó en el día de Navidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de enero de 2008