Valencia recibe 2008 con estruendos pirotécnicos

Alrededor de diez mil personas se congregaron ayer en el Paseo de la Alameda de Valencia para presenciar la mascletà del pirotécnico Vicent Caballer, con la que la ciudad recibió el nuevo año 2008. La mascletà invernal, que superó en potencia a todas las realizadas en la ciudad el año anterior, se disparó como es habitual entre los puentes de las Flores y de la Exposición, y tuvo una duración de nueve minutos y 30 segundos. El buen tiempo contribuyó a que muchos valencianos se acercaran paseando hasta el río, en el lugar donde tradicionalmente se celebra la Nit de Foc, para poder cumplir antes de la primera comida del año con un rito pirotécnico que se ha consolidado desde que en el año 2000 se realizase por primera vez esta mascletà.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS