Aguirre abre una vía para recalificar suelo más fácilmente

Con los Presupuestos 'cuela' el cambio de la ley urbanística

Madrid ya tiene aprobados sus Presupuestos Generales y la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas (conocida como Ley de Acompañamiento). Ocurrió ayer en el pleno de la Asamblea, gracias a la mayoría absoluta del PP, con 67 diputados, frente a los 52 que suman PSOE e IU. Pero además los madrileños tienen una nueva Ley del Suelo, aunque eso quedara oculto en el texto del artículo 10 de la nueva Ley de Acompañamiento, que modifica varias disposiciones de dicha normativa. Este precepto, entre otras novedades, abre la vía para que en el futuro pueda recalificarse el suelo de un municipio con una simple modificación parcial de su planeamiento urbanístico.

Ecologistas en Acción tachó ayer de "peligrosa" esta modificación legal hecha "bajo cuerda" y anunció que está estudiando las vías para presentar un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de Acompañamiento de Aguirre. También el sindicato CC OO prepara una medida similar. "La doctrina del Tribunal Constitucional establece una limitación a la Ley de Acompañamiento, que es que se utilice únicamente para disposiciones económicas o de presupuestos", explicó su portavoz José Luis Díaz. "Pero el Gobierno regional ha utilizado esta ley, como la de Medidas Urgentes que aprobó en verano, como un cajón desastre para de forma torticera modificar leyes hurtándolas al debate".

Según los ecologistas, sacarán los planes a base de modificaciones puntuales

Pese a ello, los cambios de normativa están ya aprobados. El PP no aceptó ninguna enmienda de la oposición, pero introdujo cuatro suyas. Éstas son algunas de las modificaciones a la Ley del Suelo aprobadas ayer:

- Un reglamento para modificar el plan. La Ley de Acompañamiento incluye un nuevo apartado en el artículo 57 de la Ley del Suelo que saca del marco legal la definición de modificación puntual de un plan general. Ahora será el Gobierno regional el que la establezca, mediante un reglamento.

Y esto implica que las modificaciones puntuales de los planeamientos no seguirán la estricta tramitación de un plan general, que debe ser aprobado en el Pleno del Ayuntamiento y luego supervisado por la Comunidad de Madrid, en un largo proceso que puede durar años. Un portavoz de la Consejería de Medio Ambiente explicó que se pretende así "agilizar las modificaciones menores" de los planes urbanísticos. El Reglamento, agregó, comenzará a elaborarse a partir del 1 de enero.

- Posibilidad de recalificar suelo. La Ley de Acompañamiento elimina también las limitaciones que tenían las revisiones puntuales de los planeamientos. Hasta ahora, tenían prohibido por ley (artículos 68 y 69 de la Ley del Suelo) recalificar suelo o disminuir las zonas verdes. Si esto ocurría se entendía que ya no era una modificación puntual, sino que afectaba a todo el planeamiento y por tanto debía seguirse la tramitación como si fuera un nuevo plan general. Ahora, una modificación puntual podrá saltarse dichas limitaciones, según la Ley de Acompañamiento. "Van a sacar adelante muchos planes urbanísticos a base de modificaciones puntuales", lamentó la portavoz de los ecologistas, Ángeles Nieto, que agregó que se han presentado modificaciones puntuales "a patadas", entre los que citó los casos de Alcalá de Henares y El Boalo.

- Reducción del suelo para vivienda protegida. La Ley del Suelo establece la obligación de ceder 20 metros por cada 100 metros cuadrados de suelo a la Comunidad de Madrid para las redes públicas. De esa cesión, una tercera parte va destinada a viviendas públicas o de integración social y hasta ahora no había limitación de lugares. Pero la Ley de Acompañamiento lo reduce a "sectores con uso característico residencial".

Es decir, que no podrá reservarse el suelo para vivienda pública en zonas de uso comercial, industrial o incluso en zonas donde, por ejemplo, es compatible el uso comercial con el uso residencial aunque éste no es el "característico".

Por tanto, se reducirá el suelo disponible para vivienda protegida en la región.

- Cesión entre municipios.

A veces la cesión para vivienda protegida no se puede cumplir en la misma zona del desarrollo. La Ley del Suelo permitía cederlo en otro sector, ceder su valor en dinero, e incluso ceder terreno en otro municipio (artículo 91).

Pero impedía en el último caso que se cediera a otra localidad "el porcentaje destinado a la red de viviendas públicas o de integración social".

La ley elimina esta puntualización y eso permite que un municipio renuncie a tener vivienda pública, lo que favorece la segregación social.

Un portavoz de la consejería de Medio Ambiente explicó que el objetivo es priorizar que se ceda suelo para equipamientos públicos, aunque sea en otro lugar, para evitar que los promotores opten por la posibilidad de dar dinero a cambio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 20 de diciembre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50