Mardones: "No les cansaré más"

Durante 25 años, el tinerfeño Luis Mardones, centrista de convicción y de ejercicio, adscrito a Coalición Canaria, ha tratado de que la política se escribiera con "mayúsculas", como reclama el presidente del Congreso, Manuel Marín. Pero su estilo afable, siempre con erudición, ha hecho de Mardones "el diputado renacentista", como le denominó ayer el portavoz socialista, Diego López Garrido, en la hora de su despedida. Mardones dijo adiós desde la tribuna del Congreso y todos los portavoces le desearon la mejor de las venturas.

Como broche, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente del Congreso le rindieron un tributo de agradecimiento por su afán de hacer noble la política. Mardones, muy emocionado, aseguró que sólo había querido servir a España, después de 4.505 intervenciones parlamentarias. "No les cansaré más", anunció. El aplauso cerrado se lo llevó igualmente otro de los diputados salientes, el aragonés José Antonio Labordeta, de Chunta Aragonesista. Zapatero le hizo una suerte de declaración de amor: "Sabe que tengo debilidad por usted". El presidente valoró la firmeza de sus convicciones y su historial a favor de la libertad.

Más información
Marín y varios diputados que saben que no volverán se despiden hoy del Congreso

Y Zapatero continuó con las despedidas. A Francisco Rodríguez, diputado del BNG, que tampoco repite, le agradeció su colaboración, siempre con un toque de simpatía personal. El presidente no ocultó su "cariño" hacia otra diputada saliente, Begoña Lasagabaster, de EA, que también se llevó guiños de complicidad de Marín. "Ha sido un placer", se despidió la diputada vasca.

Luis Mardones, de pie, agradece los aplausos de despedida que le dedican los diputados.
Luis Mardones, de pie, agradece los aplausos de despedida que le dedican los diputados.EFE
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS