Heridos 5 ancianos al arrollarlos un autobús que el chófer dejó sin freno

El conductor se bajó a hablar con un compañero y olvidó bloquear el vehículo

Adrián Llébana, jefe de tráfico de la empresa FernanBus, explicó ayer que el conductor de la línea 150 que guiaba el autobús que arrolló a cinco ancianos a las 7.25 en Manises se bajó del vehículo un momento a consultar una cosa a un compañero y olvidó activar el freno de mano. Una mujer de 81 años y un hombre de 84 años, vecinos de Manises, permanecían al cierre de esta edición ingresados en el hospital La Fe a consecuencia de las heridas sufridas por el atropello. Además de esos dos heridos, otros tres resultaron con contusiones varias: dos mujeres, de 75 y 85 años y un hombre de 78 años. Los cinco formaban parte de un grupo más numeroso que esperaba ayer en la calle de Fuenterrobles, en La Paloma, en Manises, a un autocar contratado para ir de excursión a Tarragona. Ese autobús se demoró. Poco después de las 7.20, un vehículo de la empresa FernanBus que cubre la línea entre Valencia y Manises entró en la calle de Fuenterrobles desde una rotonda. Delante de él se encontró otro autobús y el conductor se bajó para hablar con su compañero. Según Llébana, descendió tan deprisa que olvidó frenar el vehículo. El bus, de 6.000 kilos, se desplazó al menos tres metros, montándose sobre el bordillo y alcanzando la marquesina que tenía delante y en la que esperaban los ancianos, según explicó Juan Antonio Castillo, director de Seguridad Ciudadana de Manises. Un juzgado de Quart de Poblet se ha hecho cargo de la investigación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 17 de diciembre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50